Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
El tranque en la negociación surge a días de que la hospedería reabra sus operaciones. (GFR Media)

Los empleados unionados de El San Juan Hotel denunciaron hoy que la recién aprobada reforma laboral provocó que los acuerdos logrados con el patrono se hicieran sal y agua.

Jason Rivera, presidente La Unión Gastronómica, Unite Here, Local 610, expresó a través de un comunicado de prensa que “la actitud de la empresa en la mesa de negociación ha ido de mal en peor, agravándose aún más luego de la aprobación de la reforma a las leyes protectoras del trabajo”.

El tranque en lanegociación surge a días de que la hospedería reabra sus operaciones, el próximo domingo 5 de febrero, luego de una cuantiosa remodelación.

El abogado de la unión, Manuel Rodríguez, en entrevista con El Nuevo Día, dijo que la intención es poder llegar a un acuerdo y salvar los empleos de los sobre 400 empleados que pertenecen a dicho sindicato. Sin embargo, no descartó la posibilidad de acudir al voto de huelga de no cumplirse ese objetivo.

“Nuestros planes no son impedir la apertura del hotel el domingo, queremos que ese proyecto sea exitoso y que todos podamos beneficiarnos de ese proyecto. Lo que sí es que estamos evaluando, si ellos siguen con la intención de sacar la unión o de mantener en vigor su última oferta, estaríamos tomando las acciones que sean necesarias incluyendo la posibilidad de irnos a la huelga”, sostuvo el abogado.

Ambas partes se encuentra ahora mismo en una mesa de negociación en Nueva York.

Según el sindicato la intensión de la empresa, que adquirió la propiedad hace dos años siempre ha sido la de sacar la unión. “Esa estrategia fracasó gracias al compromiso y al nivel de conciencia de nuestros miembros. Posteriormente, cuando comenzamos a conversar sobre la renegociación del convenio colectivo vigente al momento de la compraventa del hotel, fue evidente su intención de eliminar las garantías que tienen nuestros miembros sobre sus puestos de trabajo. Hubo amenazas de despidos y hasta de cierre del hotel si no se aceptaban sus términos, todo esto en violación a la ley”, sostuvo Rivera.

Rodríguez confirmó que la empresa ya ha contratado sobre 100 empleados nuevos adicionales a los 400 que forman parte de la unión para la reapertura de la hospedería.

Por su parte, Andro Nodarse-León, presidente de León Mayer & Co, empresa copropietaria de El San Juan Hotel y quien ha estado liderando la negociación, sostuvo en declaraciones por escrito que como parte de la negociación se han propuestos incrementos en salarios, bonos y beneficios que hubiesen puesto a los empleados entre los mejores pagados en la industria local. Mientras durante el periodo que estuvieron trabajando por la remodelación el ejecutivo indicó que pagaron la prima completa del plan médico auspiciado por la compañía para todos los empleados durante cuatro meses del periodo de cesantía.

“Además, tenemos el apoyo de nuestros empleados, habiendo empezado el proceso de entrenamiento, para prepararlos mejor a llevar a cabo sus labores a un nivel de excelencia.

El Hotel San Juan ha estado negociando con la unión desde verano del 2015 y ha propuesto un nuevo convenio colectivo que beneficia tanto a los empleados como al futuro del hotel. A pesar de las mejores intenciones de la gerencia a lo largo de las negociaciones con la unión GWU Local 610, no se ha llegado a un acuerdo”, expresó Nodarse-León, quien añadió que el proceso ha llegado a un tranque, lo cual significa que las negociaciones han llegado a un punto en el cual las partes con pueden llegar a un acuerdo sobre varios temas. En esta coyuntura, el hotel puede implementar su última y mejor oferta, la cual ha sido rechazada por la unión.


💬Ver 0 comentarios