(semisquare-x3)
Ángel Pérez, VP de Rock Solid, explicó que aparte del capital, Strattam aportará inteligencia de negocios y abrirá puertas en Norteamérica. (GFR Media)

Con la expectativa de convertirse en un jugador líder en el hemisferio, Rock Solid ha vendido una participación mayoritaria a la firma de inversiones especializada en inversiones de tecnología, Strattam Capital.

El acuerdo permitirá que Rock Solid promueva con fuerza su solución para servicios de gobierno “Respond”, así como crecer mediante adquisiciones estratégicas y quintuplicar el volumen de negocios en un plazo de cinco años, explicó su vicepresidente, Ángel L. Pérez.

Los términos económicos del acuerdo no se revelaron. El pacto fue fruto de tres meses de negociaciones y la intervención de IT ExchangeNet, una firma especializada en fusiones y adquisiciones de hasta $25 millones en el nicho de canales de Microsoft. Al presente, Rock Solid factura unos $18 millones.

La alianza con Strattam también ayudará a la creación de unos 100 nuevos puestos de trabajo en Puerto Rico, particularmente ingenieros, en un plazo de cinco años.

“Nos gusta competir, pero nos gusta más ganar”, dijo Pérez con tono entusiasta a El Nuevo Día, luego de que se anunciara el acuerdo en una conferencia de prensa en la que participó el gobernador Ricardo Rosselló Nevares y otros oficiales del gobierno.

Pérez explicó que desde hace un tiempo, él y su socio y presidente de Rock Solid, Rick Brown, querían acrecer su huella fuera de Puerto Rico.

Un socio de largo plazo

A esos efectos, Rock Solid decidió entablar una relación de largo plazo cediendo una participación mayoritaria a Strattam. Aparte del capital, Strattam aportará inteligencia de negocios y abrirá la puerta para que Rock Solid pueda hacerse de un nombre en Norteamérica. Como parte del acuerdo, Brown y Pérez continuarán al frente de la empresa en sus respectivas posiciones.

“Estamos entusiasmados en invertir con el equipo de Rock Solid para llevar sus productos a una audiencia más amplia en Estados Unidos y Canadá”, indicó Bob Morse, cofundador de Strattam y quien fungirá como presidente de la nueva junta de directores de Rock Solid.

Rock Solid nació hace unas dos décadas con cinco empleados y capital propio. En esos primeros años, relató Pérez, la empresa diseñaba soluciones para quien lo pidiera.

Ahora, la empresa cuenta 134 empleados, tiene oficinas en Panamá, Austin, Texas y República Dominicana y su nombre es sinónimo de problemas resueltos en el nicho de soluciones informáticas para logística y cadenas de distribución y servicios de gobierno.

Si en algún momento, usted carga gasolina en una estación Shell, por ejemplo, eso es posible gracias a los sistemas diseñados por Rock Solid, los que permiten el manejo del combustible, desde su orden, traslado y despacho en Puerto Rico y otros 24 países.

En Panamá y Costa Rica, así como en 35 municipios de Puerto Rico, cuando los ciudadanos acuden al sistema 311, lo hacen utilizando la tecnología diseñada por ingenieros puertorriqueños.

En síntesis y entre otras cosas, Respond permite a un individuo solicitar servicios de su gobierno o cosas tan simples como notificar un semáforo averiado para que la entidad correspondiente tome acción.

La solución tecnológica parece tan efectiva que al presente, Rock Solid ha prevalecido en tres procesos de subasta para implementar Respond en ciudades de Ontario, Canadá, Carolina del Norte y Luisiana. En el 2019, dijo Pérez, aparte de completar la implementación de la solución tecnológica en las ciudades donde han prevalecido, Rock Solid ha puesto la mira en dos ciudades en los estados de Washington y Kansas.


💬Ver 0 comentarios