Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
El negocio b.well ofrece charlas educativas y servicios complementarios al cannabis medicinal como técnicas de relajación y yoga. (Suministrada)

Un nuevo modelo de dispensario de cannabis medicinal abrió sus puertas en el área de Condado y Ocean Park, con el objetivo de ofrecer a sus pacientes algo más que medicamentos.

El b.well Healing Center, es el primer dispensario de su tipo en San Juan, y el primero de más de un total de 10 que establecerá esta empresa.

“Este es un centro de bienestar y de salud. Estamos incorporando, aparte y además de la venta de lo que es el cannabis medicinal, charlas educativas y servicios complementarios al cannabis medicinal para nuestros pacientes, tales como técnicas de relajación, yoga y charlas sobre nutrición. Estamos viendo un enfoque más holístico en la salud de los pacientes”, explicó Carmen Serrano, socia administradora del dispensario.

“Vamos a estar utilizando las facilidades del establecimiento. La terraza nos permite educar a nuestros pacientes, pero también a personas que todavía no han adquirido la tarjeta y quieren más información. Estos no pueden entrar al dispensario pero los podemos recibir afuera”, indicó.

El enfoque parte de la convicción de que la naciente industria tiene el deber de educar a los pacientes y a la comunidad sobre el cannabis medicinal, sus propiedades y beneficios.

“En Puerto Rico hay todavía mucho taller que hacer en términos de educación”, afirmó Serrano.

También tiene como base un retorno al modelo farmacéutico de contacto directo con el paciente.

“Vamos a regresar a un modelo personalizado, un modelo centrado en el paciente y un proceso de monitoreo de que ese paciente esté en calidad de vida. Eso básicamente es la expectativa que persigue b. well. Una línea de contacto entre su calidad de vida y un nuevo modelo farmacéutico basado en cannabis”, sostiene Julián Londoño, otro de los socios de la empresa.

Productos de la casa

Al igual que otros dispensarios de su tipo, ofrecerá a sus pacientes variedad de productos. La diferencia es que buena parte de su oferta la elabora una empresa que es parte del grupo.

“Nosotros tenemos una empresa hermana que hace el cultivo y la manufactura ya, que es NextGen Pharma, que es la que está desarrollando los productos. Está ubicada en Toa Baja y ya tiene cultivos y ya tiene manufactura y dispensa también a otros dispensarios”, explicó Serrano.

“A NextGen, lo vemos como el manufacturero, la farmacéutica y la visión de crear b.well es un enfoque diferente porque es el contacto con el paciente, que tenía que estar accesible, en zonas estratégicas y de fácil acceso”, dice.

Disponible en el dispensario tienen la flor, aceite para vaporizar, gotas sub-linguales, ungüentos, cremas, aceites concentrados y las jeringuillas para administrase de forma rectal.

“Comenzamos con los productos de NextGen, pero no nos vamos a limitar a eso. Vamos a colaborar con los otros cultivadores y manufactureros”, agregó Serrano, quien subrayó que “para b.well lo importante es que los pacientes tengan acceso a productos de calidad y tengan variedad en términos de administrarse porque dependiendo de las condiciones es la forma que lo vas a hacer”.

El dispensario emplea a 10 personas y está ubicado en la calle McLeary #51 en Ocean Park.


💬Ver 0 comentarios