Inicia operación el Centro de Recuperación de Negocios de la SBA (horizontal-x3)
El Centro comenzará a atender solo a dueños de negocios, pero desde la semana próxima planifica recibir a los ciudadanos en general. (Shutterstock)

A partir de hoy, la Administración Federal de Pequeños Negocios (SBA, por sus siglas en inglés) abrirá en Hato Rey un Centro para la Recuperación de los Negocios que han sido víctimas del huracán María.

Angelique Adjutant, oficial de Asuntos Públicos para SBA en Puerto Rico e Islas Vírgenes, indicó a El Nuevo Día que “bajo el programa de Asistencia en Desastres, SBA se convierte en el banco más grande en proveer ayuda financiera”. Pueden tomar prestado, no solo comerciantes, sino también empresas grandes e individuos que no tengan negocio. 

Hoy el Centro comenzará a atender solo a dueños de negocios, pero desde la semana próxima planifica recibir a los ciudadanos en general.

Adjutant explicó que SBA cuenta con dos tipos de préstamos, uno para cubrir daños a la estructura física, y el otro para compensar por las pérdidas económicas. En el caso de este último, la entrevistada señaló que el financiamiento puede utilizarse para capital de trabajo, por ejemplo para pagar la nómina, y la cantidad máxima a prestar serán $2 millones.

“El préstamo por pérdida económica es para ayudar a los empresarios a cumplir con sus obligaciones financieras”. El mismo está disponible para cooperativas agrícolas, negocios de acuacultura, organizaciones sin fines de lucro y pequeños negocios. 

Si el empresario tuvo pérdidas a la infraestructura, podrá solicitar financiamiento, ya sea para repararla, o para reponer el inventario, así como para adquirir maquinaria y equipos. La cuantía máxima será también  $2 millones.

Debido a los grandes estragos que causó el ciclón María a su paso por Puerto Rico, es probable que muchos dueños de negocio hayan sufrido pérdidas a la infraestructura, pero también tengan pérdidas económicas, ya que algunos no han podido reabrir y sus ingresos han menguado.

El programa de Asistencia en Desastres de SBA permite que el dueño de un negocio pequeño solicite los dos tipos de préstamos -el de pérdida por infraestructura y por pérdida económica-. 

Sin embargo, si el empresario solicita ambos y cualifica, el máximo combinado que podrá otorgarle la agencia será $2 millones, y no $4 millones, aclaró la oficial de SBA.

En el caso del préstamo por daño físico, el mismo está disponible también para las empresas grandes. Aunque los seguros pueden resarcir algunos de esos daños, Adjutant indicó que lo que el seguro no cubra, SBA podría aportar esa ayuda a través de préstamos a intereses y plazos cómodos.

Para fines de la SBA, un negocio pequeño se define según el número de empleos o del volumen de ingresos que genere anualmente. Si se trata de una empresa de manufactura, podrá tener como máximo entre 500 y 1,500 empleados, dependiendo del tipo de manufactura que realice.

Mientras, si el negocio se dedica a la venta al detal, SBA lo considera una pequeña empresa si genera un máximo de entre $7 y $35.5 millones anuales, dependiendo del tipo de comercio.

En el caso de negocios de servicio, estos deben generar como máximo entre $2 y $35.5 millones al año, dependiendo del tipo de servicio, para que se consideren una pequeña empresa.

El Centro para la Recuperación de Negocios de SBA operará de 9:00 a.m. a 3:00 p.m., de lunes a viernes, en el primer nivel del antiguo edificio de Scotiabank en la avenida Ponce de León número 273 en San Juan.

Ayuda a individuos. Los ciudadanos pueden solicitar financiamiento por daños físicos al hogar o por pérdidas a la propiedad personal. Incluso los que viven alquilados puede pedir dinero prestado para reponer y comprar enseres, ropa o carro que se hayan dañado durante el evento atmosférico. La cantidad máxima del préstamo es $40,000.

Si el préstamo es para restaurar la propiedad y llevarla a la condición que tenía antes del desastre, la cuantía máxima a financiar será $200,000.

“Si la persona no tiene crédito por otros medios y necesita un préstamo para el hogar, el interés es 1.75% y el término de repago será 30 años”, manifestó Adjutant. Si tiene crédito, el interés será 3.5% y el plazo de repago es también a 30 años.

Para el préstamo a negocios grandes el tiempo de repago máximo será siete años. Mientras, la tasa de interés en el préstamo por daño económico o por pérdidas a la infraestructura será 3.305%.

La fecha límite para solicitar financiamiento por daños a la estructura física es el 20 de noviembre de 2017, y por daños económicos es el 20 de junio de 2018.

En el caso de solicitudes de préstamo de individuos, Adjutant dijo que el primer paso es hacer la reclamación a FEMA, y será esa agencia la que determine si puede ayudar. En caso de que no cualifique bajo FEMA, la dependencia federal referirá el caso a SBA.


💬Ver 0 comentarios