La cadena de gasolineras Puma comenzó a remodelar 47 estaciones en toda la isla tras el paso del huracán María. En la foto, la estación de la avenida Fernández Juncos, una de las primeras en remodelarse. (horizontal-x3)
La cadena de gasolineras Puma comenzó a remodelar 47 estaciones en toda la isla tras el paso del huracán María. En la foto, la estación de la avenida Fernández Juncos, una de las primeras en remodelarse. (Gerald López Cepero)

Integrand Assurance Company acudió al Tribunal de Primera Instancia para que ese foro deje sin efecto una póliza de seguros a favor de Puma Energy, alegando que la petrolera cometió “fraude” y “falsas representaciones” a la hora de presentar sus reclamaciones tras el paso del huracán María.

De acuerdo con la demanda de Integrand, el Tribunal debe dejar sin efecto la cubierta de seguros de Puma, porque “reiteradamente”, la empresa le presentó a Integrand reclamaciones de seguros con “partidas de mejoras adicionales y remodelaciones que no son el resultado de daños provocados por el paso del huracán María” y por reclamar “otras partidas irrazonablemente exorbitantes y sobreevaluadas, con el propósito de obtener más dinero en la reclamación al que realmente tiene derecho”.

“La solicitud (para dejar sin efecto el seguro de Puma) se fundamenta en fraude y falsas representaciones cometidas por Puma bajo el artículo 27.180 del Código de Seguros de Puerto Rico”, reza el recurso de sentencia declaratoria radicado por Integrand el pasado 14 de febrero.

Entre otras cosas, el artículo 27.180 del Código de Seguros prohíbe la presentación de reclamaciones falsas o fraudulentas, alterar u omitir información que fundamente su pago o ayudar o participar en la representación de seguros fraudulenta.

Ayer, El Nuevo Día no pudo obtener una reacción de Puma Energy a la demanda en su contra. Sin embargo, el expediente judicial del caso denota que el pasado 28 de febrero, el abogado Alberto Estrella informó a la jueza Karla S. Mellado Delgado que presentó una moción de comparecencia especial, lo que podría ser indicativo de que Puma responderá a los alegatos de Integrand.

Las diferencias entre Integrand y Puma datan del mismo año del huracán. Entonces, de acuerdo con el documento, Integrand había otorgado a Puma una póliza para riesgos a la propiedad comercial que expiraba el 30 de septiembre de 2017, o sea unos 10 días después que el huracán María. El 5 de octubre de ese año, Puma notificó a Integrand que sus instalaciones sufrieron daños como secuela del ciclón y aproximadamente, un mes después le reclamó unos $38 millones.

Tras recibir la reclamación de Puma, Integrand pagó a Puma $3.5 millones como adelanto.

Según el recurso, Integrand, Puma y el agente de seguros de la empresa Marsh Saldaña, se reunieron en varias ocasiones para establecer el alcance de los daños que causó el huracán María a Puma y llegar a un acuerdo. Pero según Integrand, Puma se embarcó en un proceso para remodelar sus estaciones sin que Integrand pudiera inspeccionar el estado de las gasolineras. Ello, a pesar de los constantes pedidos de Integrand para realizar las inspecciones.

“Las remodelaciones que Puma hizo a la mayoría de estas 47 estaciones de gasolina no fueron meros arreglos de los daños sufridos por el huracán María. Puma remodeló la mayoría de estas 47 estaciones de gasolina con una imagen totalmente nueva y distinta a lo existente previo al huracán María y con mejoras adicionales”, reza la demanda.

Las diferencias entre las partes continuaron hasta octubre del año pasado cuando el ajustador de Integrand asignado al caso de Puma, comunicó a Marsh Saldaña -el agente de seguros de Puma- que tras examinar unos 20 estimados para mejoras, había notado que la petrolera incluía partidas en sus estimados “que no son el resultado de daños por el huracán María, sino que corresponden a las mejoras adicionales y/o remodelación de cambio de imagen de Puma, las cuales no están cubiertas por la póliza”.

Según Integrand, la situación de sobreestimaciones continuó cuando Puma dejó de lado a Massh Saldaña y contrató a la firma de ajustadores públicos Strategic Claims Consultants, pues en enero pasado, el ajustador entregó reclamaciones que “aumentaron considerablemente” los estimados previos de daños.

“En la estación de gasolina identificada con el número 037, localizada en Río Piedras Heights, existen las siguientes diferencias en los estimados: el estimado de Integrand fue de $100,234.17; el estimado original de Puma fue de $266,982.70; y el estimado entregado con el “proof of loss” juramentado (del ajustador público) es de $410,635.46”, reza la demanda en la que Integrand alega que se ofreció a ajustar la pérdida reclamada por Puma, según la póliza de seguros.

Según Integrand, tomando en cuenta que Puma radicó reclamaciones con diferencias “extraordinarias” entre sus estimados y aquellos del asegurador y dado que Puma se negó a que Integrand inspeccionara las estaciones de gasolina antes de remodelarlas procede la cancelación de la póliza de seguros y la devolución del adelanto de $3.5 millones.


💬Ver 0 comentarios