Jorge Martel, gerente general de T-Mobile, informó ayer que la base de clientes de T-Mobile en Puerto Rico creció 15% en 2018. (Suministrada) (semisquare-x3)
Jorge Martel, gerente general de T-Mobile, informó ayer que la base de clientes de T-Mobile en Puerto Rico creció 15% en 2018. (Suministrada)

Jorge Martel, gerente general y vicepresidente de T-Mobile en Puerto Rico, se expresó “sumamente positivo de que se apruebe la fusión” con Sprint y ello redunde en que Puerto Rico sea uno de los primeros mercados en los que la compañía despliegue una red 5G.

Informó que a nivel regulatorio, la fusión recibió el aval del Comité de Inversión Extranjera en Estados Unidos (CFIUS), dado que la transacción de $26,000 millones incluye participación japonesa, por el lado de Sprint, y alemana por el lado de Deutsche Telekom.

La fusión tampoco levantó objeciones formales de seguridad nacional ni pública ante la reguladora Comisión Federal de Telecomunicaciones(FCC, en inglés), según informó la compañía.

La fusión va a ayudar a Estados Unidos en general a volver a la delantera en el lanzamiento de 5G. Y Puerto Rico está señalado entre los principales mercados de T-Mobile para lanzar 5G”, adelantó Martel.

De aprobarse la fusión nos va a poner en una posición sumamente ventajosa”, indicó aclarando que el beneficio no sería solo para su compañía, sino para el ambiente de negocios que tendría un crecimiento potente por las posibilidades que abre una red de nueva generación.

Las expresiones de Martel se dieron en un aparte con Negocios antes de compartir con la prensa los resultados anuales de la empresa.

También coincidieron con la comparecencia del CEO de T-Mobile US, John Legere, y su homólogo en Sprint, Marcelo Claure, ante el subcomité de comunicaciones del Comité cameral de Energía y Comercio. Este subcomité está encargado de evaluar los posibles efectos de la fusión de ambas compañías tanto en lo que toca a la competitividad en la industria y el despliegue de la red 5G como en los riesgos de que detone despidos masivos, como ha advertido Communication Workers of America en su ponencia y ha negado Legere en múltiples apariciones.

De hecho, en la ponencia sometida al subcomité, Legere indicó que la fusión tendrá un balance positivo en el total de empleos “desde el primer día”.

“La construcción de nuestra red 5G, la inversión en nuevos centros de servicio al cliente, y la expansión en nuevos negocios como distribución de vídeo, banda ancha y servicios a empresas implican miles de trabajos adicionales a lo que necesitarían las dos compañías de forma separada”.

En concreto, el ejecutivo estimó que “el nuevo T-Mobile” requerirá unos 3,600 puestos adicionales en el primer año y más de 11,000 adicionales para el año 2024.

Durante su encuentro con la prensa, Martel también informó que la base de clientes de T-Mobile en Puerto Rico creció 15% en 2018, a pesar de que el mercado en su totalidad decreció 2%. Mientras, en Estados Unidos, la empresa informó 2.4 millones de adiciones netas y un récord de ingresos trimestrales de $11,000 millones.

En cuanto al centro de servicio al cliente que operan en Caguas en horario continuo, Martel se expresó “sumamente orgulloso” de que haya obtenido las métricas de calidad más altas en todo Estados Unidos y adelantó que ya están en adiestramiento unos 20 representantes adicionales, que se suman a los cerca de 300 existentes.


💬Ver 0 comentarios