Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Desde la izquierda, Mórtimer Vélez, vicepresidente auxiliar de One Alliance e Iraelia Pernas, directora ejecutiva de Acodese. (GFR Media)

La Asociación de Compañías de Seguros de Puerto Rico (Acodese) aseguró que a siete meses del paso de Irma y María las aseguradoras habían cerrado el 84% de las 253,000 reclamaciones existentes y estima que para septiembre próximo habrán terminado con casi el 100% de los casos.

Iraelia Pernas, directora ejecutiva de Acodese, dijo que al 30 de abril de 2018, los aseguradores de propiedad y contingencia habían pagado más de $2,500 millones en reclamaciones y adelantos, según datos de la Oficina del Comisionado de Seguros (OCS). En el caso de los socios de Acodese el porcentaje de casos cerrados es aún mayor, 87%.

Pernas indicó que los socios de Acodese han pagado $1,952 millones aproximadamente. Del 87% de casos cerrados, el 64% conllevó un pago y el 36% restante no. “El hecho de que un caso se cierre sin pago puede deberse a una ausencia de cubierta o a que los daños no llegaron al deducible”, sostuvo Pernas.

Los casos que quedan por cerrar son los más complejos y en su mayoría son de propiedades comerciales, las que pueden representar más de una tercera parte de las reclamaciones comerciales radicadas. “Estas son las más complicadas. Para poder cerrar un caso, tiene que estar validada la pérdida, sobre todo la pérdida de ingresos, que termina cuando el negocio empieza a operar y a generar los ingresos que tenía antes del huracán”, señaló por su parte, Mórtimer Vélez, vicepresidente auxiliar de One Alliance.

Sobre la denuncia del Centro Unido de Detallistas (CUD) de que a febrero el 85% de sus socios, según un sondeo informal de la entidad, esperaban el pago de las aseguradoras, Pernas indicó que se comunicó con el presidente de los detallistas, Nelson Ramírez, y acordaron que el CUD le referirá los casos de sus socios para que Acodese las canalice a las aseguradoras correspondientes. “El interés de los socios de Acodese es resolver cada caso en sus méritos, explicar el porqué de las denegatorias de cubierta, si fuera el caso, y la aplicación de deducibles y demás extremos de las reclamaciones. Lo fundamental es que cada asegurado reciba de su asegurador lo que justamente corresponde de acuerdo a las cubiertas que haya contratado”, dijo la directora ejecutiva.

Insistió en que María ha sido el reto más grande que ha enfrentado la industria de seguros en Puerto Rico en muchas décadas. El último desastre de gran magnitud fue el huracán Georges en el 1998, evento en el que las aseguradoras tardaron dos años en pagar un total de $1,200 millones en reclamaciones. No existen datos del número de reclamaciones radicadas después de ese evento.

Pernas dijo que la industria “merece un aplauso”, refiriéndose a que al año de María habrán atendido casi el 100% de las reclamaciones y pagado mucho más que en Georges.

Sin embargo, muchos asegurados -con pólizas comerciales o personales- están descontentos, ya sea porque le denegaron la reclamación o le dieron menos dinero del que esperaban.

"El asegurado tiene que decir muchas cosas al asegurador y tiene que actualizar sus pólizas. Cuando surja el daño, lo que vale es lo que está descrito en la póliza y eso es lo que la aseguradora va a pagar", manifestó Pernas.

En cuanto a las multas que la OCS le ha impuesto a las aseguradoras dijo que sus socios entienden que no proceden y todos han pedido reconsideración.


💬Ver 0 comentarios