(horizontal-x3)
Naji Khoury, CEO de Liberty, aseveró que el compromiso de los empleados y el sentido de confianza entre equipos fue lo que les ayudó a sobrevivir como empresa tras el paso del huracán María. (Especial para El Nuevo Día / Jorge Ramírez Portela)

El equipo de Liberty Puerto Rico está imparable. Y el mensaje que quiere llevar la gerencia, tanto a sus empleados como al público en general, es que aunque las circunstancias te lancen de rodillas, tienes que levantarte y regresar aún más fuerte.

“Uno de los retos más grandes, desde enero, no fue solo restaurar el servicio, sino seguir innovando con nuevos productos”, indicó Naji Khoury, presidente y CEO, en clara referencia al paso del huracán María el año pasado, el cual tuvo un efecto devastador para la infraestructura de la empresa en telecomunicaciones.

No obstante, el compromiso de los empleados, a pesar de sus propias pérdidas personales, les mantuvo en pie. Y la empresa se encargó de brindarles el apoyo necesario. En primer lugar, reubicó a todo aquel personal cuyas responsabilidades estaban directamente asociadas a la venta del servicio. A los empleados cuyos salarios estaban basados en comisiones se les realizó un pago especial. Además, la empresa proveyó a todos sus empleados ayuda como equipo de primera necesidad, gasolina, medicinas, ayuda sicológica y hasta financiera.

Khoury le atribuyó al compromiso de los empleados y al sentido de confianza entre equipos el que hayan podido sobrevivir como empresa el paso del huracán María. “El 2019 será mucho mejor. Vamos a continuar y nada nos va a detener”, auguró el ejecutivo.

De acuerdo con Alejandro Gómez Betancourt, gerente de Desarrollo y Adquisición de Talento, la compañía nunca se ha detenido en sus procesos de reclutamiento. Para este, el proceso de reconstrucción y la necesidad de continuar empleando a personas, tanto a tiempo completo como parcial, ha sido un mensaje “sicológicamente positivo” para todos los empleados sobre la estabilidad del negocio.

Precisamente, la empresa, que emplea hoy día a más de 1,000 personas, fue seleccionada por segunda ocasión como uno de los Mejores Patronos de Puerto Rico.

Kerry Scott, vicepresidenta senior y principal oficial de Recursos Humanos de Liberty Latin America, compañía matriz de Liberty Puerto Rico, atribuyó este reconocimiento a las fortalezas del equipo y a la cultura corporativa. “Liberty Cablevision of Puerto Rico es un gran negocio con un equipo gerencial fuerte y una cultura increíble – un gran ejemplo de la cultura en el área de trabajo que estamos construyendo a través de Liberty Latin America. Este premio es un gran reconocimiento a la fuerza y resiliencia que demostró el equipo durante los pasados 12 meses”, indicó en declaraciones escritas.

Por su parte, Yazmín Castro Rivera, gerente Recursos Humanos, destacó que para la empresa lo más importante ha sido pensar en toda la experiencia y el entorno del empleado, más allá de hablar solo de módulos. “Desde su desarrollo, [cómo] retener el mejor talento y ofrecerle un mejor paquete de beneficios para él y sus familiares. Cada momento crítico de la experiencia de ese empleado para nosotros es importante”, añadió.

Giovanna Ramírez de Arellano, gerente de Comunicaciones y Relaciones con la Comunidad indicó que la distinción de Mejores Patronos le facilita aún más su gestión. “Estamos todo el tiempo buscando que todos estemos con la misma visión y dirección, y enterados de todo lo que está pasando. A pesar de lo grande (como compañía) nos sentimos como una familia”.

Los gerenciales destacaron el Liberty Way como el sistema de valores que define su cultura corporativa.

Según Castro Rivera, algo que caracteriza al empleado de Liberty Puerto Rico es que “tiene mucha pasión por lo que hace”, siempre hace lo mejor y no se conforma. Además de su contribución a diferentes causas sociales, las cuales canaliza a través de programas como Helping Hands.

Para Gómez Betancourt, la clave del éxito de la empresa es que a los empleados “nos gusta competir, nos gusta ganar, además [que] somos muy optimistas, humildes y agradecidos”, añadió.

De acuerdo con Khoury, ese sentido de humildad proviene de entender que no siempre lo sabrás todo y que necesitarás de otros para conseguir las respuestas.

Éste compartió que desde hace más de un año, él y su equipo de trabajo se reúne trimestralmente para leer y debatir un libro, de cualquier género literario. “Puede ser un libro o un artículo. Esto promueve la práctica en la organización de querer seguir aprendiendo”, explicó el CEO de Liberty. Para Khoury, la discusión y debate de ideas a través de la lectura promueve la innovación, elemento crucial en su industria y, por supuesto, para aprender a aceptar consejos y críticas siempre que sea con respeto.


💬Ver 0 comentarios