Tras asegurar que han resuelto el 99% de las reclamaciones del huracán Irma y María, Mapfre no informó el número o la cuantía monetaria de las reclamaciones pendientes. (GFR Media) (semisquare-x3)
Tras asegurar que han resuelto el 99% de las reclamaciones del huracán Irma y María, Mapfre no informó el número o la cuantía monetaria de las reclamaciones pendientes. (GFR Media)

La aseguradora Mapfre indicó que posee los recursos y solvencia necesaria para atender los reclamos de sus asegurados y continuar sirviendo el mercado de Puerto Rico al tiempo que reveló que ya ha atendido el 99% de todas las reclamaciones asociadas a la temporada de huracanes 2017.

Un año después del huracán María y tras atender en esencia la totalidad de las reclamaciones, Mapfre aseguró a El Nuevo Día  que ya tiene una radiografía bastante afinada acerca del impacto en pérdidas que le representará la temporada ciclónica de 2017.

Según el informe financiero de la aseguradora Mapfre (específicamente Mapfre Praico) ante la Asociación Nacional de Comisionados de Seguros (NAIC, en inglés), a septiembre de este año, las pérdidas asociadas a los huracanes Irma y María se calcularon en unos $1,513 millones. La cifra representa un alza de  $420 millones en relación a las cifras estimadas por el asegurador en el segundo trimestre de este año.

La cubierta de reaseguro

De esa cifra de pérdidas asociadas a la temporada ciclónica, indica el informe, Mapfre cedería a su reaseguro unos $1,448 millones, mientras registraría en sus libros una pérdida de unos $64.2 millones neta de la retención de reaseguro. El informe indica además que, de ese total, la aseguradora cargó contra su reserva por pérdidas catastróficas unos $30 millones, una acción autorizada por la Oficina del Comisionado de Seguros (OCS) a través de una carta normativa al sector con fecha del pasado 6 de abril. La diferencia en la pérdida neta de reaseguro se giró contra el estado de situación del asegurador, agrega el informe.

La semana pasada, El Nuevo Día reportó que Mapfre sería una de cinco aseguradoras en Puerto Rico que como secuela de los eventos asociados a los huracanes Irma y María se ha quedado corta en sus tratados de reaseguro. 

En términos muy simples, el reaseguro es el cojín que posee un asegurador para transferir parte de las pérdidas en reclamaciones en un evento catastrófico. 

Según Mapfre, la pérdida de $64.2 millones está dentro de la porción que está obligada a retener como parte de su tratado de reaseguro, por lo que no se ha quedado corto. De acuerdo con el informe, el programa de reaseguro del Grupo Mapfre establece una retención de reaseguro por evento por compañía de $35 millones. Aparte de Mapfre Praico, Mapfre también opera la filial Panam en la isla.

A preguntas de El Nuevo Día en torno a cuánto más podrían aumentar las pérdidas asociadas al evento ciclónico de 2017 y cuánto reaseguro adquirió Mapfre Praico para responder a un evento como María, la aseguradora indicó que la cifra divulgada de pérdidas a septiembre pasado ($1,518 millones), se aproxima a la totalidad del impacto que verá el asegurador. Indicó, además, que no podía decir cuánto reaseguro se había adquirido, pues  forma parte de las estrategias de negocio del asegurador. No se informó el número o la cuantía monetaria de las reclamaciones pendientes, pero se indicó que en su mayoría, son reclamaciones comerciales.

Capital y riesgo

En sus informes financieros, Mapfre reportó que para el año 2017, la aseguradora habría visto una merma de $8.2 millones en 

su capital y excedente para asegurados mientras sus niveles de capital a riesgo habrían caído por debajo de los límites requeridos por 

la OCS, de no ser porque adoptó una nueva metodología aprobada por la NAIC.

Específicamente, Mapfre solicitó a la OCS que le permitiera aplicar de manera retroactiva al año 2017, una nueva metodología para el cálculo de la relación de capital a riesgo. La metodología aprobada por la NAIC entró en vigor el pasado 1 de enero de 2018 y aplica a las operaciones a partir de este año.

Mapfre subrayó que la aplicación de la metodología es una actividad permitida disponible para todos los aseguradores y que la movida fue autorizada por la OCS. Esto, porque con el nuevo cálculo, los niveles de riesgo a capital de la aseguradora son “holgados”.

Según el informe financiero de Mapfre, en lo que va de año y hasta septiembre pasado, la aseguradora registraba ingresos netos por unos $16 millones. En septiembre del año pasado, Mapfre perdía unos $33.2 millones, cifra que se redujo a $15 millones en pérdidas al concluir el 2017. El rendimiento favorable ha servido para que Mapfre aumente su capital y sobrante de unos $127.9 millones al cierre del 2017 a unos $141.3 millones a septiembre pasado.


💬Ver 0 comentarios