(semisquare-x3)
Marisol Vega, presidenta de la Junta de Directores de la Fundación Infantil Ronald McDonald y gerente de Arcos Dorados. (Luis Alcalá del Olmo)

Hoy, viernes, es el “Gran Día” en todos los restaurantes McDonald’s en Puerto Rico, pues todo lo que se recaude en la venta de sus hamburguesas “Big Mac” será donado y distribuido entre la Fundación Infantil Ronald McDonald y la entidad Boys & Girls Clubs de Puerto Rico.

Marisol Vega, presidenta de la Junta de Directores de la fundación y gerente de Arcos Dorados, empresa propietaria de la mayoría de los restaurantes de la cadena, resaltó que este es el principal evento de recaudación de fondos que hace McDonald’s para beneficiar la Fundación Infantil, y que este año se añadió al Boys & Girls Club a dicho esfuerzo.

Recalcó que todo el dinero que se recaude de esa venta, en todos los restaurantes, será donado. “Lo importante es que no hay límite, es todo lo que se venda. Realmente el monto de la donación está en cuánto podamos nosotros vender ese día para donar el 100%. Es un súper evento porque normalmente se dona el 10, 15 o el 25%, pero ese día, todos los Big Mac que se vendan son para el beneficio”.

Según Vega, será un día de fiesta en los restaurantes, pues los empleados tapan todo el menú y solamente ofrecen “Big Mac”, aunque aclaró que si el cliente lo solicita, se le venden los otros productos en el menú.

Explicó que la Fundación Infantil tiene varios ofrecimientos y servicios en Puerto Rico, entre ellos la casa que mantienen en Santurce, al lado del hospital San Jorge, donde le proveen hospedaje y otros servicios a familias que residan fuera del área metropolitana y que tengan un menor hospitalizado.

La estadía, explicó, puede ser tanto a corto como a largo plazo. “Hemos tenido familias que han estado tres meses en la Fundación y otros que están dos o tres días o una semana”, explicó.

También operan salas familiares, que son lugares de espera adecuados para los niños que esperan una cita, en tres hospitales.

Un tercer proyecto de la fundación son clínicas de audición y visión llevadas a cabo a través de la isla. Este servicio se ofrece ante la necesidad de muchos niños de escasos recursos que llegan a la escuela y a quienes no se les han practicado pruebas de cernimiento para conocer si escuchan bien o tienen problemas de visión.

“Los hallazgos son muy importantes y te das cuenta de la necesidad de que haya este tipo de pruebas accesibles a la comunidad”, expresó.


💬Ver 0 comentarios