Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Federico Stubbe, hijo, presidente de PRISA Group, se presentó ayer durante la Convención de la Asociación de Banqueros Hipotecarios. (Suministrada)

Con una inversión de $105 millones, para finales de este año la empresa desarrolladora PRISA Group planifica iniciar la construcción de un hospital en Dorado, con el que aspira a entrar de lleno en el turismo médico.

Se trata de un proyecto en el que la compañía lleva trabajando unos 12 años, informó ayer Federico Stubbe, hijo, presidente de PRISA Group, durante su presentación ante los asistentes a la Convención de la Asociación de Banqueros Hipotecarios (MBA, por sus siglas en inglés), en Condado.

“Como nosotros hemos tenido tanta experiencia en hoteles, estamos utilizando todo ese conocimiento para desarrollar una experiencia única para los pacientes y por ende atraer ese mercado del turismo médico un poco más agresivamente a nuestra isla y a Dorado”, resaltó el presidente de presidente de PRISA Group, empresa que ha desarrollado las hospederías Hyatt Place & Casino en Bayamón y Manatí, así como el Hyatt House y el Hyatt Place de Miramar y el Dorado Beach Ritz-Carlton Reserve.

El hospital contará con unas 110 camas y tendrá la particularidad de que todos los cuartos serán privados, de modo que los pacientes no tengan que compartir habitación. “Entendemos que es la mejor forma de proteger la calidad del cuidado de salud para el paciente”, dijo Stubbe.

Sin adelantar más detalles acerca de las dimensiones o la ubicación exacta del hospital, indicó que tendrá una clínica con múltiples servicios médicos especializados. “Estamos planificando un hospital con muchos cristales, que se nutra de la naturaleza que tendrá a su alrededor, incluyendo el mar y las montañas”, describió el empresario. “Va a tener un jardín central inmenso, hacia donde los diferentes cuartos miran. El hospital enfocará ‘wellness’ y naturaleza en conjunto para crear una mejor experiencia para el paciente”.

Aunque buscará apelar al turismo médico, el Dorado Beach Health Center también atenderá a residentes en la isla. Se informó que la instalación operará en afiliación con una entidad reconocida en la industria hospitalaria y que debe abrir a finales de 2020.

Stubbe también informó a los banqueros hipotecarios acerca de otros proyectos en los que trabaja PRISA Group, entre los que se encuentra la renovación del hotel Dorado Beach Ritz-Carlton Reserve, que se encuentra cerrado desde el paso del huracán María en septiembre pasado. La hospedería reabrirá con un nuevo restaurante, una nueva piscina y nuevos servicios de spa. “Estamos invirtiendo casi $40 millones en relanzar un hotel mejor que antes”, dijo.

Adelantó que en agosto tendrá lugar el relanzamiento del complejo de entretenimiento District Live!, que se construye actualmente en terrenos del Distrito del Centro de Convenciones de Miramar y del cual se proyecta que abra a finales de 2019. Contará con una sala de espectáculos con capacidad para 6,000 personas, ocho salas de cine, un hotel Aloft de 170 habitaciones y un “zipline” urbano, entre otras atracciones que se anunciarán en agosto.

Otro proyecto que tiene en agenda es el desarrollo de la hospedería JW Marriott Dorado Beach, en el terreno donde por años operó el hotel Cerromar. Con 362 habitaciones, se comenzará a construir en 2019 con miras a inaugurarlo a finales de 2021, dijo.

Puntualizó que todas las iniciativas mencionadas redundarán en la creación de 4,500 empleos directos en total, incluyendo la construcción y la operación.

Propuesta en el Congreso

Por otro lado, en la convención también se presentaron la comisionada residente, Jenniffer González, y la subsecretaria de Vivienda Federal (HUD, en inglés), Pamela Hughes Patenaude.

González dio a conocer que radicó un proyecto de ley en el Congreso para “que cualquier persona que venda una propiedad comercial o residencial en Estados Unidos, en vez de pagar impuestos por esa ganancia de capital en Estados Unidos, puede utilizar ese beneficio e invertirlo en la compra de una propiedad en Puerto Rico, ya sea residencial o comercial, sin tener que pagar ese impuesto a nivel federal”. Aseguró que, de aprobarse, ayudaría a impulsar el mercado local de bienes raíces.


💬Ver 0 comentarios