Osvaldo Soto García, secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, explica la nueva fase de apertura.

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

El reciente anuncio de la nueva Orden Ejecutiva, que encamina la reapertura comercial del país y que entrará en efecto a partir del próximo martes, no contempla la operación de barras o locales comerciales donde solo se vendan bebidas alcohólicas, así lo confirmó hoy a El Nuevo Día el secretario de asuntos públicos de La Fortaleza, Osvaldo Soto García.

El funcionario explicó que durante esta segunda fase de reapertura esos locales no podrán reabrir sus puertas, por lo menos, por las próximas tres semanas que durará el mandato impuesto por la gobernadora Wanda Vázquez para contener el contagio del COVID-19 en la isla.

“Las barras en particular no están autorizadas en esta orden. Este tipo de negocio todavía no puede abrir”, expresó.

En cuanto a los restaurantes que tienen barra, Soto García detalló que el espacio se podrá utilizar siempre y cuando se sirvan alimentos en esa área. “La barra no se podrá utilizar para el consumo de bebidas alcohólicas”, puntualizó.

Al tiempo que aclaró que el uso del espacio estará condicionado a que la administración del restaurante siga todos los protocolos y reglamentos del distanciamiento social.

Como regla general la orden establece que los restaurantes solo podrán servir a los comensales en el lugar, siempre y cuando, mantengan un máximo de un 25% de la capacidad de asientos totales del establecimiento.


💬Ver 0 comentarios