(semisquare-x3)
En la foto, el presidente de ISP, Benjamín Nieves. (Teresa Canino )

La compañía ISP inauguró hoy en Bayamón un espacio para que las empresas y agencias puedan continuar con sus operaciones en caso de que se repita un desastre natural como los huracanes Irma y María.

Se trata del “Business Continuity Center” (BCC) operará tras un acuerdo entre ISP, empresa dedicada a aspectos de seguridad y manejo de emergencias, con la compañía WorldNet Telecommunications.

El presidente de ISP, Benjamín Nieves, destacó que después del huracán María, además de los daños a infraestructuras y falta de electricidad, el principal reto para que las empresas pudieran continuar operando era la falta de comunicación.

Nieves dijo que, por esta razón, el BCC tiene redundancia de comunicaciones “de un 500%”.

Explicó que cuenta con comunicación vía satélite, fibra óptica, dos sistemas de señal de microondas y conexión vía cable TV.

De esta manera, las personas que necesiten trabajar allí contarán con disponibilidad de telefonía IP digital para transferir cuadros telefónicos, videoconferencias, “video wall”, sistemas de proyección, Wi-Fi, televisión por cable, servidores y estaciones de trabajo con Internet de alta velocidad.

Las instalaciones, que estarán disponibles 24 horas al día de los siete días de la semana, tienen áreas de trabajo para 150 personas, que incluyen sistema de sonido, salones ejecutivos para reuniones, así como cocina industrial, siete baños y hasta duchas.

“Con este nuevo espacio garantizaremos las operaciones de emergencia para salvar vidas y restablecer la economía puertorriqueña ante un evento inesperado en Puerto Rico”, sostuvo Nieves, quien estuvo a cargo de desarrollar el nuevo plan de emergencias para el gobierno de Puerto Rico después del huracán María.

“A nivel privado, de una manera u otra, necesitamos que las operaciones de cada empresa en Puerto Rico continúen para evitar el estancamiento de la economía y provean apoyo al pueblo en tiempos de necesidad”, agregó.

El edificio de dos pisos tiene estacionamiento para 90 vehículos, zona para despegue y aterrizaje de helicópteros, siete puntos de acceso estratégicos, así como dos cisternas de agua de 600 galones cada una, conexión con unidades móviles de emergencia y dos generadores de energía.

ISP invirtió $95,000 para habilitar las instalaciones, mientras que WorldNet destinó $15,000.

María de los Ángeles Virella, presidenta de WorldNet, indicó que los clientes de la empresa se beneficiarán de la facilidad de transferir sus operaciones al BCC en cualquier circunstancia que los interrumpa en el lugar donde se encuentran.

“Lo que planteamos es que puedas tener todas tus operaciones funcionando nuevamente, mucho más que solamente un teléfono”, resaltó Virella.

SegúnNieves, el BCC está listo para comenzar a usarse en una hora desde que surge la interrupción inesperada.

Sin embargo, Nieves señaló que la disponibilidad no es solamente para casos de desastres naturales, sino que, además, para situaciones diversas que interrumpan las operaciones de alguna empresa, incluyendo sede temporal mientras se realizan remodelaciones.


💬Ver 0 comentarios