Eliut Ortiz, presidente de Orocoveña y Efraín Medina, presidente de la firma de consultoría RRI Global Consulting Group, tras firmar el acuerdo de exportación. (Suministrada)

Orocoveña, fábrica de dulces típicos en el municipio de Orocovis, se prepara para exportar sus productos a cadenas de supermercados en Estados Unidos de la mano de dos empresarios boricuas, propietarios de la firma RRI Global Consulting Group.

Efraín Medina, orocoveño, y el ponceño José Rentas son los co-fundadores de RRI, compañía con sede en Massachusetts y fundada hace una década. En entrevista con El Nuevo Día, Medina indicó que el propósito de RRI es ayudar a las empresas latinas en Estados Unidos a crecer y desarrollarse. Medina trabajó por más de 20 años en la banca comercial en Puerto Rico y se mudó a Estados Unidos en el 2008.

Su firma, de 10 empleados, se especializa en la consultoría gerencial, operacional y financiera, y según Medina, hace cinco años decidieron prepararse para ayudar a las empresas de alimentos en América Latina -incluyendo el Caribe- a entrar al mercado estadounidense. Esa incursión puede ser mediante la exportación de productos o estableciendo una operación allá.

Con ello en mente, Medina visitó en días recientes la isla para reunirse con los dueños de la fábrica La Orocoveña, Eliut Ortiz y su esposa Catalina Rosario, a los fines de establecer un acuerdo mediante el cual RRI se compromete a asesorar a la pareja en el proceso de exportar sus dulces típicos y galletas a negocios en Massachusetts.

Me siento preparado para exportar. Antes no quería dar el paso porque la empresa necesitaba arreglos, equipos y maquinaria”, dijo Ortiz, quien lleva seis años al frente de la fábrica, fundada hace más de medio siglo. “El firmar con RRI me da confianza de que ellos van a velar por la calidad del producto y de que la marca la mercadearán bien en Estados Unidos”, manifestó el presidente. Los Ortiz-Rosario han invertido $300,000 en maquinaria y equipo en los últimos dos años con miras a prepararse para la exportación.

Inicialmente, de la veintena de productos que elabora la fábrica, se han identificado siete variedades de dulces típicos y dos líneas de galletas para llevar a Massachusetts, entre ellos marrallos (dulces de coco), dulces de ajonjolí, las galletas de cascos o de manteca y las galletas cucas de jengibre.

Los primeros embarques saldrán en los próximos dos meses para Massachusetts, y según el plan de RRI, los productos los colocarán en diversas cadenas de supermercados a través de distribuidores. Además, lanzarán una campaña de mercadeo, en la que el equipo de redes sociales de La Orocoveña ayudará, y eventualmente buscarán expandir a Nueva York, Connecticut y otros estados.

Por su parte, Medina señaló que La Orocoveña es el primer cliente que apoyarán en su proceso de exportación, y están en vías de identificar a otras compañías más. Asimismo, RRI ofrecerá seminarios a las pequeñas empresas locales sobre el comercio internacional, y trabajan además en un modelo de valorización para medianas empresas que quieren exportar.

En solo seis años que los Ortiz-Rosario llevan al frente del negocio han logrado levantar la fábrica, la cual estaba a punto de cerrar en el 2013. Aunque ninguno de los dos tenía experiencia previa en esa industria, pues él proviene de la construcción, y ella es contadora y abogada, veían el potencial de la marca y decidieron adquirirla. Empezaron con ocho empleados y hoy son más de 50 y los productos están en casi todas las cadenas de supermercados.


💬Ver 0 comentarios