(horizontal-x3)
El rostro de Schnatter ya no aparecerá en logotipos ni anuncios televisivos, decidió la empresa. (AP)

Nueva YorkPapa John's comenzó a retirar de su publicidad la cara del fundador de la empresa, John Schnatter, debido a un comentario racista que dijo el directivo y que lo obligó a renunciar.

El rostro de Schnatter ya no aparecerá en logotipos ni anuncios televisivos, según decidió la empresa.

La imagen estaba retirada de al menos algunos materiales de promoción para el viernes antes del mediodía, aunque la cadena de pizzerías dijo que los detalles no se han resuelto. Sin embargo, descartó la idea de cambiarse de nombre.

Schnatter continúa en el consejo administrativo y es el mayor accionista de la compañía, lo cual significa que continúa siendo una presencia crucial. Sin embargo, renunció ayer a su puesto de presidente de la junta directiva de la cadena de pizzas. 

Papa John’s ha reconocido en documentos presentados ante autoridades regulatorias que el papel público de Schnatter como promotor comercial de la compañía podría ser una desventaja si su reputación resultó dañada.

Papa John’s ahora trata de distanciarse aún más de Schnatter después de que Forbes informara que el directivo se había referido a la gente de color en forma despectiva durante una teleconferencia en mayo, reportó la agencia The Associated Press.

Schnatter se disculpó y dijo que renunciaría como presidente del consejo administrativo. El anuncio propició una pequeña recuperación de las pérdidas de la compañía después de que saliera a la luz la versión y el viernes las acciones habían retrocedido menos de 1%.

La imagen de Schnatter hasta ahora era omnipresente en comerciales televisivos, en los paquetes y en la página de internet de la compañía, con sede en Louisville, Kentucky.

Keith Hollingsworth, profesor de administración de empresas en el Morehouse College, dijo que mantener la imagen de Schnatter en la comercialización les indicaría a los consumidores que la compañía no considera importante el epíteto racial.

Esta no es la primera vez que Schnatter le genera un dolor de cabeza a la empresa. El año pasado dimitió como director general después de atribuir las bajas ventas a la controversia sobre la costumbre de algunos jugadores de fútbol americano de hincarse durante la ejecución del himno nacional.


💬Ver 0 comentarios