Representación artística de la propuesta. (Suministrada)

Orlando - Ponce Paradise, un megaproyecto cuya inversión alcanzaría los $1,000 millones y que se ha propuesto para la Ciudad Señorial, es al momento una idea ambiciosa para la cual no se han presentado permisos oficiales ni los estudios ambientales de rigor.

En los archivos de la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe) no hay indicios de esta propuesta, confirmó Maura Ríos Poll, portavoz de esa agencia estatal. Mientras, en el municipio de Ponce -que por ser un ayuntamiento autónomo tiene cierto poder decisional en cuanto al uso de sus terrenos- tampoco se han presentado documentos, planos ni las solicitudes oficiales que permitirían a la alcaldía hacer un análisis formal.

Sí recibieron una visita de las empresas que impulsan esta idea y quienes sometieron al municipio un plan conceptual, explicó el ingeniero Félix Camacho, director de la Oficina de Permisos de Municipio de Ponce. La visita de los proponentes fue el pasado 18 de julio.

Ponce Paradise es una idea de las empresas AG & T y Ocean International Group para desarrollar un área de 900 cuerdas de terreno, cerca del muelle de Ponce y el hotel Ponce Hilton. Ocean International Group, es una empresa con base en West Palm Beach Florida, mientras que AG & T tiene oficinas en Miami y también en el Viejo San Juan.

Según documentos de la propuesta, el proyecto contaría con un hotel, un lugar recreacional, una comunidad, un centro médico, una universidad y área para agricultura. También se haría un tipo de río que desemboca en el mar, que en la actualidad no existe.

Fuera de esa visita, no ha habido otro acercamiento ni se han sometido documentos que permitan al ayuntamiento hacer una evaluación formal que permita conocer la envergadura de la obra y determinar si el proceso de permisos recaerá en manos de ese municipio o si el proyecto es demasiado amplio como para que entonces su análisis quede en manos del estado y la OGPe, explicó Camacho en entrevista telefónica con El Nuevo Día.

“Estamos en el mejor ánimo de recibir este proyecto y cualquier otra idea que se quiera proponer para Ponce que suponga un impacto en nuestro desarrollo económico”, dijo Camacho.

Pero es largo el camino que le queda por recorrer a este proyecto que se propone para un lugar que supone varios retos. Se trata de un área donde predominan los humedales, uno de los recursos naturales más valiosos del planeta y a los que le aplican protecciones estatales y federales. En este caso, si el proyecto supone alguna actividad que requiera rellenar estos complejos ecosistemas, los proponentes tendrán que tramitar permisos del Departamento de Recursos Naturales y del Cuerpo de Ingenieros.

Además, tendrán que realizar un estudio ambiental detallado que evalúe los impactos de la idea propuesta y considera diversas alternativas.

“Cuando ellos vinieron, sí les hicimos unas recomendaciones que ellos tienen que tomar en cuenta, como, por ejemplo, que esos terrenos son privados”, dijo el funcionario. El predio es propiedad de la Sucesión Subirá, indicó.

Además, los terrenos son inundables y están clasificados como residencial turístico, por lo que la propuesta pudiera requerir que los proponentes tengan que solicitar a la Junta de Planificación que la clasificación del predio sea cambiada a comercial turístico.

“Y antes que se apruebe, tiene que tener una aprobación formal y por escrito de la administración de Ponce”, reiteró el funcionario.

Aun cuando se trata de una idea conceptual, la propuesta salió a relucir a principios de agosto durante una cumbre de turismo que se celebró en Miami, según reportó el periódico La Perla del Sur.


💬Ver 0 comentarios