Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El centro comercial sufrió pocos daños a la estructura y en su interior, pero no así las anclas, las cuales tuvieron “daño significativo”. (horizontal-x3)
El centro comercial sufrió pocos daños a la estructura y en su interior, pero no así las anclas, las cuales tuvieron “daño significativo”. (Archivo / GFR Media)

Debido al paso del huracán María por Puerto Rico, las tiendas Nordstrom y Saks Fifth Avenue, ambas anclas de The Mall of San Juan, no han podido reanudar operaciones -aunque sí lo hizo el centro comercial-, y todo apunta a que tardarán hasta el 2018 en reabrir sus puertas.

Así lo indican las notas de los estados financieros consolidados de Taubman Centers Inc., para el trimestre y los primeros nueve meses del año, que terminaron el 30 de septiembre de 2017.

El mall sufrió pocos daños a la estructura y en su interior, pero no así las anclas, las cuales tuvieron “daño significativo”, según el documento. The Mall of San Juan, reabrió hace unos días con horario reducido y solo algunas tiendas, tras estar un mes cerrado debido a la falta de electricidad y a que estaba reparando lo que María dañó.

El seguro de Taubman Centers cubrirá los daños al mall y también la interrupción de negocios. Por el momento, para el trimestre la compañía reconoció $2 millones en gastos relacionados a la propiedad, incluyendo depreciación, y continúa evaluando otras pérdidas y ajustará el estimado, de ser necesario.

No obstante, la temporada de ventas para el centro comercial no pinta bien. “Más allá del daño físico, la compañía cree que la situación en Puerto Rico afectará adversamente el negocio de Mall of San Juan en el futuro previsible”, dice en las notas. Explica que con los retos existentes en la infraestructura y las interrupciones que enfrentan consumidores y turistas, Taubman no puede predecir cuándo el negocio regresará a la normalidad, ya que en gran medida, eso dependerá de cuándo se reestablezca la energía eléctrica y cómo avancen los proyectos de reconstrucción en el país.

De otro lado, y según el contrato, Saks y Nordstrom están obligadas a reconstruir y reabrir sus tiendas a la mayor brevedad posible. Nordstrom ya le notificó a la empresa dueña del centro comercial que trabaja en las reparaciones y planifica abrir tan pronto puedan, pero debido a los daños que tuvo el edificio, podrían tardar en reabrir hasta el próximo año.

Mientras, Saks Fifth Avenue no les ha provisto ningún estimado de cuándo podría reabrir. Por ello, Taubman Centers radicó un caso en el Tribunal local para obligar a esta cadena a que comience pronto la reconstrucción de su edificio y complete la reparación para poder reiniciar operaciones tan pronto como sea posible.


💬Ver 0 comentarios