Desde la izquierda, Eddie Varela, oficial de Compras del Fideicomiso; Edwin Rodríguez, director de desarrollo de negocio de PSI Software y Jorge Molina, asesor legal del Fideicomiso. (Suministrada)

Con una solución en la nube y hecha en Puerto Rico, el Fidecomiso de Ciencia, Tecnología e Investigación (FCTI) optimizó todos sus procesos de adquisiciones, contrataciones y de cumplimiento con fondos federales y la Oficina del Contralor, informó Eddie Varela, oficial de Compras del FCTI sobre la implementación de PSI Software.

Nos agiliza los procesos manteniendo los niveles de control necesarios para asegurar el cumplimiento en todas las áreas. Eso es lo que buscamos del sistema. Es robusto y ágil”, agregó Varela, quien afirmó que cumple y excede las prestaciones de plataformas multinacionales que utilizó mientras laboraba en una firma líder de electrónica donde manejaba un presupuesto de $800 millones en compras.

Con esta implementación en el FCTI, una organización sin fines de lucro que bajo su sombrilla tiene programas y otras unidades que manejan subvenciones federales millonarias, el gerente de Desarrollo de Negocio de PSI Software, Edwin Rodríguez, procuró demostrar la versatilidad de las soluciones que desarrollan y el crecimiento de la compañía, que en 2014 arrancó como un software de cumplimiento para la manufactura biofarmacéutica y la elaboración de alimentos.

Hoy, módulos de PSI se han implementado en empresas tanto locales como multinacionales, desde Baxter, Olein Recovery y Tres Monjitas, hasta Tecnicentros Mundial, Metropol, BrandsofPuertoRico y recientemente la startup Pinta Gelato.

Esta diversidad responde, según Rodríguez, a que PSI ha ido desarrollando múltiples módulos en una plataforma unificada que puede crecer con las necesidades de cualquier tipo de negocio, pero que aporta mayor valor cuando las operaciones requieren trazabilidad y estar listas para demostrar su cumplimiento en auditorías.

Algunos de los módulos estandarizados, aunque se pueden customizar, son CRM (para manejo de clientes, compras y ventas), inventario, manejo de proyectos, flota, laboratorio y control de calidad.

Es ideal, afirmó, para “todo lo que necesite trazabilidad. Si hicimos una galleta, por ejemplo, están registrados todos los ingredientes y de qué lote vinieron”. Por ello, facilita el cumplimiento con el estatuto federal conocido como FSMA (“Food Safety Modernization Act)”, que exige que todo elaborador de alimentos y bebidas pueda autenticar que ha tomado medidas para prevenir la contaminación con patógenos.

Si se trata de una empresa que importe artículos, como lo es uno de sus clientes que distribuye neumáticos, el negocio tiene visibilidad y un archivo perpetuo de todos los pasos, detalló Rodríguez.

Rodríguez indicó que la empresa ya se considera haber pasado de la etapa de startup a una compañía en desarrollo, situación que se ha reflejado en el aumento del equipo.

De cara a 2020, Rodríguez adelantó que “queremos trabajar en exportar servicios en el Caribe , porque es cercano y no hay tanto peritaje en el área que trabajamos, y en Estados Unidos por las industrias reguladas”.


💬Ver 0 comentarios