Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Representantes de las asociaciones vecinales de Altamira y La Marina, así como miembros de la Uniformada, participaron ayer en la vista pública. (Suministrada)

La Policía de Puerto Rico y las asociaciones de residentes de los sectores de Altamira y La Marina, en San Juan, se unieron ayer en un reclamo para que se aplique el código de orden público en todos los sectores de la ciudad capital y a todos los negocios que operan en la zona, para atender la proliferación de negocios que supuestamente operan hasta horas de la madrugada y alteran la paz tocando música en alto volumen.


💬Ver 0 comentarios