Richard Branson mostró en las redes sociales los estragos que el huracán Irma dejó en su residencia, en la isla de Necker, parte de las Islas Vírgenes Británicas. (horizontal-x3)
Richard Branson mostró en las redes sociales los estragos que el huracán Irma dejó en su residencia, en la isla de Necker, parte de las Islas Vírgenes Británicas. (Suministrada)

Casi tan vulnerable como los cientos de caribeños que perdieron sus hogares tras el paso del huracán Irma por el Caribe, el billonario Richard Branson llegó a Puerto Rico junto a su familia y un equipo de trabajo, para desde aquí poner en marcha un plan para ayudar y reconstruir las islas de las Antillas Menores que fueron azotadas sin piedad por el ciclón.

El fundador de Virgin Group y propietario de la Isla Necker, que forma parte de las Islas Vírgenes Británicas (BVI), sufrió en carne propia el impacto directo de la furia del fenómeno atmosférico que destruyó su casa y lo obligó a refugiarse en un búnker.

El propio Branson en sus redes sociales indicó que estará coordinando desde Puerto Rico y a través de su fundación Virgin Unite, la movilización de las ayudas necesarias para BVI.

El Nuevo Día supo que el multimillonario se ubicó en un hotel en el área de Isla Verde, desde donde dirigió su misión de rescate.

“Mañana (hoy), mi hijo, mi equipo y yo mismo estaremos en BVI para ayudar a la distribución de suministros con la ayuda de las autoridades. Estaremos llevando comida, medicamentos, agua y otros esenciales alrededor de la isla. Tenemos gente ya en Virgen Gorda, donde estaremos concentrando nuestros esfuerzos”, indicó el billonario en su blog.

Simultáneamente, detalló que a través de su línea aérea Virgin Atlantic estará gestionando vuelos, en conjunto con el gobierno británico, para llevar suministros a las demás islas británicas.

En su cuenta de Twitter, Branson quiso dejar claro que la historia de devastación que dejó Irma a su paso por BVI no se limita a Necker Island. “La historia no es sobre Necker, es sobre las miles de personas que perdieron sus casas y sustento”, señaló.

El gobierno británico ya desplegó a unos 500 miembros de su ejército en el lugar para ayudar en las labores de rescate y reconstrucción. Al tiempo que asignó un presupuesto de $42 millones con estos fines.


💬Ver 0 comentarios