(horizontal-x3)
Desde la izquierda: Sajo Ruiz, Fernando Fascioli y Fernando Alcázar, de la agencia publicitaria Sajo McCann. (Suministrada)

La reciente afiliación entre la compañía puertorriqueña Sajo García & Alcázar y la agencia global McCann Worldgroup promete posicionar a Puerto Rico como uno de los “hubs” del mercadeo y la publicidad en el Caribe. Además, a nivel mundial, la nueva agencia Sajo McCann se enlista como una de las tres empresas más grandes del mercado publicitario.

Con esta unión de esfuerzos y talento, se espera que las finanzas de Sajo McCann crezcan un 35% a corto plazo, ganando anualmente entre un 15% y 20% de nuevos clientes. Además, según aseguró el presidente de Sajo McCann, Fernando Alcázar Santa-María, habrá un aumento en la plantilla. De 28 empleados que había en Sajo, ahora tendrán sobre 44 personas colaborando para la nueva firma.

“Nosotros queremos ser la compañía número uno del ‘marketing’ movidos por la creatividad. Eso se logra si en cada mercado tu agencia es la número uno, no solamente en tamaño sino en calidad de producto”, sostuvo el presidente de McCann para Latinoamérica y el Caribe, Fernando Fascioli. McCann Worldgroup es una agencia global que opera en más de 130 países y cuyos clientes incluyen L’Oréal y Mastercard.

Uno de los propósitos de este junte es el de enriquecer el mercado de la publicidad por medio de estrategias tecnológicas y plataformas digitales. Según explicó Fascioli a El Nuevo Día, McCann cuenta con un sistema operativo, llamado Truth2Meaning, que comenzó a integrarse desde el 4 de septiembre en la nueva empresa. Este sistema ayuda a crear un proceso de herramientas estratégicas para optimizar la comprensión de las necesidades de los clientes y procurar soluciones creativas.

Para Sajo Ruiz, principal ejecutivo de la empresa, uno de los beneficios más importantes de la alianza es la exposición global que tendrán la empresa y sus clientes.

“En definitiva, una de nuestras premisas como empresa local era que para nosotros ponernos al día con todos estos patrones de cambios y progresos que ha habido en este mundo de la publicidad, nos hacía falta ese recurso que tuviera una visión globalizada”, aseguró Ruiz.

Por su parte, McCann tiene como misión compartir su conocimiento global y juntarlo con la experiencia local que tiene Sajo, la cual se estableció en la isla para el 1995 y cuenta entre sus clientes con Liberty Puerto Rico y Empresas Fonalledas. Al momento de la unión con McCann, la firma local generaba unos $24 millones anuales.

“Hoy lo que estamos haciendo es conectar esa red y nuestra experiencia con una agencia que ha tenido una trayectoria local altamente exitosa como lo es Sajo García & Alcáraz”, dijo Fascioli.

Actualmente, la empresa Sajo McCann se encuentra en su primera fase de transición con los nuevos clientes, integración de empleados y organización del flujo de trabajo. Se espera que el proceso de integración dure entre tres y cuatro meses.

En la segunda fase, se espera que la compañía adopte los sistemas, modelos y estrategias tecnológicas que ha distinguido a McCann por más de 40 años.

En la tercera y última fase, lo que se busca es que los empleados y clientes se acoplen por completo al nuevo sistema de operación hasta lograr que todos en la compañía “hablen el mismo lenguaje”.


💬Ver 0 comentarios