Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (semisquare-x3)
Desde la izquierda, el matrimonio de Damaris Candelario y Roberto Carlos Vázquez, quienes invirtieron $130,000 para abrir el nuevo laboratorio. (David Villafañe)

Con hincapié en el servicio al cliente y atención a los pacientes pediátricos, un matrimonio de profesionales se lanza como empresarios al abrir el Laboratorio Clínico Renacer en Bayamón.


💬Ver 0 comentarios