A la izquierda, Jorge Martel, principal ejecutivo de T-Mobile Puerto Rico, junto a Roberto Bayrón, director de ingeniería de la empresa. Al fondo, una de las nuevas antenas de la proveedora de telecomunicaciones. (Suministrada) (horizontal-x3)
A la izquierda, Jorge Martel, principal ejecutivo de T-Mobile Puerto Rico, junto a Roberto Bayrón, director de ingeniería de la empresa. Al fondo, una de las nuevas antenas de la proveedora de telecomunicaciones. (Suministrada)

T-Mobile anunció ayer, de forma simultánea en Estados Unidos y Puerto Rico, la activación de su banda de rango extendido LTE en la frecuencia de 600 megahercios (MHz, en inglés), que promete “llegar dos veces más lejos y tener cuatro veces más de penetración en estructuras”.

Así lo comunicó Jorge Martel, vicepresidente ejecutivo y gerente general de la proveedora de telecomunicaciones en Puerto Rico, en conjunto con su director de ingeniería, Roberto Bayrón.

En Puerto Rico, esta actualización de la red impacta el 60% de la extensión geográfica en una primera etapa, con la expectativa de que antes de diciembre se llegue al 100%, informó Bayrón.

“Se está trabajando el proyecto siete días a la semana”, agregó Martel sobre las labores que incluyen no solo construcción y trabajo de campo, sino también monitoreo y pruebas.

En concreto, para encender la banda que, por ser una frecuencia más baja penetra las estructuras y los edificios con mayor facilidad, T-Mobile ya ha instalado nuevas antenas en cerca de 350 células de un total aproximado de 600.

“La antena es más grande, de 200 libras cada una. Hemos reemplazado los balcones de las torres, las monturas, todo lo hemos cambiado para que se ajuste al peso de esta antena”, informó Bayrón sobre los cambios estructurales necesarios para aguantar cualquier embate meteorológico.

Por su parte, Martel destacó que en la primera fase se le dio prioridad a las áreas más golpeadas por el huracán, como Humacao, Yabucoa, Utuado, Naguabo, Orocovis y Comerío, además de a zonas rurales que por su topografía no tenían acceso confiable a internet de banda ancha, ya sea mediante servicio fijo o por el móvil que ofrece T-Mobile.

Bayrón precisó que han hecho pruebas de campo en sectores donde apenas se podían enviar mensajes de texto o se carecía de cobertura y “lograron bajar aplicaciones, hacer llamadas, de todo”.

Martel recordó que “para beneficiarse al máximo de esta tecnología hay que tener un equipo capaz de recibir 600 MHz” destacando que T-Mobile tiene 14 modelos inteligentes en una amplia gama de precios.

Sin embargo, recalcó que “todos” los usuarios se benefician, porque en la medida que más tráfico se va por la banda de 600 Mhz, queda más espacio libre en otras bandas para el uso de clientes con equipos menos recientes.

Encender la banda de 600 MHz también es un componente vital para “estar listos para una red 5G” cuando se lancen dispositivos con capacidad para esa tecnología, adelantó Martel. Se estima que la red 5G se haga realidad cerca del 2020.

“Estamos contribuyendo a la isla a posicionarse como líder en tecnología, mientras continúa reconstruyéndose luego de los huracanes del año pasado”, afirmó el ejecutivo.


💬Ver 0 comentarios