El negocio abre sus puertas en la Milla de Oro con su concepto de bar, vinos y tapas.

Tinto y Blanco, un bar de tapas y vinos conocido en el área de Guaynabo, es el nuevo vecino de los residentes y visitantes de la zona bancaria de Hato Rey, pues abrió este miércoles sus puertas frente al Banco Popular en la avenida Muñoz Rivera.

El negocio es propiedad del ingeniero industrial Rafael Gavilanes, quien inauguró el primer local hace 10 años. El nuevo establecimiento tiene 8,300 pies cuadrados y dos niveles, genera 40 empleos directos y acomoda a 225 comensales.

El concepto de Tinto y Blanco es informal, pero elegante. No es un restaurante, sino que ofrece un menú de tapas, que se acompañan con más de 200 etiquetas de vino, exclusivas para restaurantes.

El negocio cuenta también con una variedad de cervezas artesanales locales e importadas y dos barras con variedad de licores.

Los precios del menú de tapas fluctúan entre $5 y $29, entre ellos montaditos, ceviche, calamares, setas rellenas y croquetas.

“Aprendí sobre el buen vino en Santos, donde vivimos hasta mi adolescencia. El vino se convirtió en una auténtica vocación”, dijo Gavilanes, quien es también sumiller de la Escuela Internacional de Vino CAFA.

El establecimiento abre de lunes a viernes desde las 11:00 a.m.  Los lunes, martes y miércoles cierra a las 9:00 p.m., mientras que los jueves y viernes permanece abierto hasta las 11:00 p.m.

Los sábados abre de 5:00 p.m. a 11:00 p.m., y los domingos está cerrado. 


💬Ver 0 comentarios