(semisquare-x3)
Tote Maritime cuenta con una plantilla reducida de empleados que cargan con una gran responsabilidad en el manejo de mercancías que llegan a la isla por la vía marítima, por lo que su función fue imprescindible tras el embate del ciclón. (Especial para El Nuevo Día / Jorge Ramírez Portela)

“No se puede ser uno de los Mejores Patronos sin tener a los mejores empleados”, aseguró sin dudar Eduardo Pagán, vicepresidente y gerente general de la empresa naviera Tote Maritime Puerto Rico.

Fue precisamente esa plantilla de unos 30 trabajadores -de los cuales unos 15 trabajan en sus oficinas en Santurce y los demás laboran en la zona portuaria de San Juan- la que, según Pagán, logró lidiar con un aumento de 40% del volumen de llegada de carga por la vía marítima tras el embate del huracán María hace casi un año.

“No tuve una sola ausencia hasta diciembre”, resaltó el ejecutivo, al tomar en cuenta que durante esos primeros meses luego del ciclón, gran parte de la isla careció de los servicios de agua y luz y vivió la dificultad para conseguir gasolina, alimentos y artículos de primera necesidad.

“Durante el huracán aquí no hubo un solo empleado que dejara de tomar agua fría”, recordó Joseph Velázquez, coordinador de Crédito y Cobro que lleva 22 años en la empresa.

Con él coincidieron Eileen Zavala y María Villarán, ambas oficiales de Tráfico y Regulatorio, y Ana Medellín, gerente de Recursos Humanos. “La compañía se preparó para que no nos faltara nada después del huracán y eso no tiene precio”, expresó Zavala.

Contaron que Tote Maritime proveyó desayuno y almuerzo a los trabajadores todos los días laborables hasta diciembre, así como bolsas de hielo (dos diarias por empleado), agua, baterías, gasolina, plantas eléctricas (una para cada uno) y hasta habilitaron un área con lavadoras y secadoras para lavar la ropa del personal.

“Le prestamos atención a sus necesidades para que no tuvieran preocupaciones y pudieran estar concentrados y tranquilos en el trabajo”, apuntó Medellín.

“Tuvieron todo tipo de suministros para nosotros”, enfatizó Villarán. “Nos trataron como familia y eso nos ayudó a superar el huracán”, agregó Zavala.

El trato familiar no se limita a tiempos de crisis, pues la empresa cada verano celebra un día en que los hijos de los empleados pueden ir al área de trabajo y hasta almorzar en una de las embarcaciones de la compañía. Este año, dijo Medellín, el evento tuvo lugar en uno de los Boys & Girls Clubs de Puerto Rico para que los chicos compartieran con otros niños y jóvenes.

“He visto que esta compañía se preocupa por las familias de los colegas y por la comunidad”, sostuvo Velázquez. “Participamos de carreras benéficas, como las de Susan G. Komen”, añadió sobre la entidad que dirige campañas de concienciación sobre el cáncer del seno.

“Tocamos cerca de 20 organizaciones sin fines de lucro en la isla, a las que aportamos económicamente y con el voluntariado de nuestros empleados”, resaltó.

Para fomentar que todo el personal se perciba como un solo equipo aunque trabajan en dos localidades distintas, Pagán indicó que “muchos de los puestos aquí en la oficina operan varios días de la semana en el puerto y viceversa para así mantenerlos unidos”.

En ambas localidades hay un “Wellness Room”, habitación con máquinas de masajes y equipos para hacer ejercicios, en cuya creación participaron empleados con sus ideas, informó Medellín. También se realizan periódicamente charlas y ferias de salud, seguridad y bienestar.

En cuanto a iniciativas de desarrollo para el personal, Medellín mencionó que “si como empleado quieres estudiar algo relacionado a tu puesto, se te paga el bachillerato, la maestría o cursos de educación continua si obtienes calificaciones de A o B”.

Además, la compañía hace disponible a la plantilla cursos en línea de inglés. “Este año en Recursos Humanos, a nivel corporativo, la prioridad es el desarrollo profesional del personal. Comenzamos con el taller de liderazgo, que es un ‘workshop’ de tres días en Estados Unidos, donde se enfatiza mucho el tema de la inteligencia emocional, los perfiles de las personas, estilos de comunicación y ‘feedback coaching’, que manejando empleados es súper importante”, dijo Medellín.

Otro aspecto importante para la compañía es mantener abiertos diversos canales de comunicación. “El presidente de la compañía viene frecuentemente a Puerto Rico y se hacen reuniones en las cuales informa todo lo que está pasando en la compañía. Tenemos al gerente general, que constantemente está accesible y también hace reuniones en donde, si los empleados tienen dudas, se las puede aclarar. Yo, como gerente de Recursos Humanos, estoy presente tanto en esta oficina como en el terminal (del puerto)”, explicó.

“Es bien importante la comunicación para crear un ambiente de trabajo más seguro y saludable para todos”, coincidió Pagán. “Sobre todo en una empresa como esta, donde sobre un equipo pequeño recae una responsabilidad enorme”, agregó el vicepresidente y gerente general de la empresa naviera, que cada semana mueve en promedio 2,000 contenedores entre los puertos de San Juan y Jacksonville, Florida, con todo tipo de carga.

También se comunican los reconocimientos mediante los Anchor Awards, sistema en que los empleados se pueden nominar unos a otros por iniciativas que hayan hecho la diferencia en sus respectivas áreas de trabajo. Medellín explicó que los líderes de la empresa evalúan las nominaciones y seleccionan cada mes a los ganadores, quienes reciben tarjetas de regalo de hasta $75 y cuyas fotografías se colocan en el muro de los Anchor Awards.

Todo esto, en conjunto con una compensación que el gerente general describió como “justa y razonable” y con beneficios marginales competitivos, han abonado a que la tasa de rotación sea casi de 0%. “Aquí podemospasar un año completo sin perder a un solo empleado”, aseguró Pagán.

Medellín informó que, con todo y la precaria situación económica del país, Tote Maritime no ha tenido que reducir su nómina ni los beneficios marginales en los últimos años.

“La gente se siente muy cómoda trabajando en la compañía; el nivel de compromiso es muy bueno. Nosotros siempre estamos buscando la manera de entender y atender sus necesidades, qué los motiva, y creo que eso hace una gran diferencia”, aseguró la gerente de Recursos Humanos.


💬Ver 0 comentarios