(semisquare-x3)
Con el servicio, Uber podría llevar hasta la puerta de cualquier persona, la comida que más le guste, y la hora que esté disponible, en menos de 30 minutos. (AP)

La red de transporte Uber tiene previsto traer a la isla su servicio de entrega de comidas Uber Eats en los próximos meses, por lo que ya inició los esfuerzos para sumar restaurantes a la plataforma.

Ya estamos reclutando restaurantes y salió un correo electrónico preguntándole a las personas de qué restaurantes les gustaría recibir comida”, indicó Julie Robinson, portavoz de Uber para Centroamérica y el Caribe.

“Todavía no tenemos una fecha de inicio en Puerto Rico. Esperamos que sea en los próximos meses”, adelantó Robinson, quien agregó que el servicio comenzaría a ofrecerse principalmente en la zona metropolitana de San Juan.

Explicó que Uber Eats es una aplicación aparte que permite mandar a buscar comida de restaurantes que se encuentren cerca de la ubicación del usuario. La plataforma asigna a cada orden un socio repartidor, que busca los alimentos en el establecimiento y los lleva a donde quiera que se encuentre el usuario por un cargo fijo, que en el caso de Puerto Rico aún no ha sido determinado.

Como funciona es que yo como restaurante, a cada platillo le doy un tiempo de cocción en el sistema. Antes de que finalice ese tiempo, el sistema me va a solicitar un conductor que venga a buscar la comida. Eso ayuda a reducir el tiempo que el platillo esté esperando a que lo vengan a buscar para que llegue al comensal con la mejor temperatura”, detalló la portavoz en declaraciones emitidas en el Centro de Excelencia de Uber para Latinoamérica, ubicado en Costa Rica.

Con Uber Eats, según Robinson, “el restaurante tiene gran una posibilidad de generar más ingresos sin tener que hacer una inversión física ni en contratar repartidores”.

Para el comensal, el principal beneficio es poder solicitar la comida que más le guste, a la hora que esté disponible y donde quiera, que la comida será entregada en menos de 30 minutos y que la pueda recibir a una buena temperatura”, agregó. “Para el repartidor es otra manera de generar ingresos adicionales”.

Dijo que en otros países donde ya se ha implementado, los repartidores pueden hacer las entregas en auto, en motora, en bicicleta o hasta a pie. Esto permite que personas que no son socios conductores del servicio regular de Uber porque no tienen auto o este no cumple con los requisitos que exige la red de transporte, puedan realizar entregas con Uber Eats. Sin embargo, los socios conductores de Uber también pueden ser socios repartidores de Uber Eats.

Al respecto, Robinson dijo que aun no se ha definido qué medios de transporte se utilizarán para Uber Eats en la isla.

Este nuevo servicio competiría con otras empresas locales de entrega de alimentos que funcionan mediante aplicaciones para dispositivos móviles.


💬Ver 0 comentarios