La multa de $148 millones se dividirán entre los estados tomando en cuenta el número de conductores que operan en cada jurisdicción. (AP / Seth Wenig) (horizontal-x3)
La multa de $148 millones se dividirán entre los estados tomando en cuenta el número de conductores que operan en cada jurisdicción. (AP / Seth Wenig)

Chicago — Uber acordó pagar una multa de $148 millones y mejorar las medidas de seguridad de su red informática al no reportar, hasta un año después, un incidente en el que piratas cibernéticos hurtaron la información personal de miles de clientes.

La empresa de transportación personal llegó al acuerdo con los 50 estados y el Distrito de Columbia a causa del incidente que ocurrió en el 2016. Sin embargo, en vez de reportar el incidente a sus clientes, Uber ocultó evidencia del hurto y pagó una suma de dinero de extorsión para garantizar que la información robada no fuese utilizada por los perpetradores.

"Es uno de los casos más atroces que hemos visto en términos del tiempo que pasó antes de que la compañía admitiera un incidente. Esperar un año para admitir lo ocurrido es inexcusable. Y no vamos a permitirle a ninguna compañía que ignoren por completo nuestras leyes, que requieren se notifique cada vez que se hurten datos personales", dijo la fiscal del estado de Illinois, Lisa Madigan.

Uber, cuyos conductores monitoreados por GPS (Sistema de posicionamiento global, por sus siglas en inglés) transportan usuarios que solicitan el servicio a través de sus teléfonos móviles, encontró que piratas cibernéticos ingresaron a su red informática de manera ilegal en noviembre de 2016.

Los piratas robaron la información personal de sobre 600,000 conductores del servicio en los Estados Unidos. La empresa finalmente admitió, en noviembre de 2017, que fue víctima de un ataque cibernético y que pagó $100,000 para garantizar que la información hurtada fuese destruida.

Los atacantes también adquirieron los nombres, direcciones de correo electrónico y números de teléfono de 57 millones de usuarios alrededor del mundo. Uber atravesó, desde el año pasado, por múltiples cambios en posiciones clave de la gerencia, por lo que Tony West, el principal asesor legal de la compañía, sostuvo que la decisión tomada por la gerencia actual fue "la correcta".

"Esto enmarca los principios que utilizamos para manejar nuestro negocio hoy día: transparencia, integridad y responsabilidad. El poner en práctica estos valores implica el asumir la responsabilidad por errores cometidos en el pasado, aprender de ellos, y seguir hacia adelante", resaltó West.

Como parte del acuerdo, Uber tendrá que cumplir con las leyes de protección a los consumidores que resguardan la información personal de las personas y notificarán a las autoridades inmediatamente de ocurrir otro incidente. Además, la empresa tendrá que implementar mecanismos para proteger la información de sus usuarios almacenada en plataformas de terceros y construir una infraestructura más robusta para proteger las contraseñas de las cuentas.

Del mismo modo, Uber contratará una empresa externa que auditará los sistemas de seguridad informática y que certificará que la compañía implemente sus recomendaciones para mejorar la seguridad.

Los $148 millones se dividirán entre los estados tomando en cuenta el número de conductores que operan en cada jurisdicción. Madigan dijo que Illinois recibirá $8.5 millones, y el estado le otorgará $100 a cada conductor que fue afectado.


💬Ver 0 comentarios