Anixa Santiago Rivera (horizontal-x3)
Anixa Santiago Rivera confecciona una de sus piezas. (Suministrada)

Anixa Santiago Rivera es una joven emprendedora, sorda de nacimiento, que siempre le ha atraído la moda y el diseño, y quien desea expandir su taller de costura y ofrecer clases de diseño para la población discapacitada que carece de esas oportunidades.

Santiago Rivera quedó desempleada hace dos años de una firma de inversiones en el área metropolitana, en la que laboró por nueve años. Poco tiempo después, su esposo Manuel García, quien también es sordo, perdió su empleo en el gobierno.

Tras esa experiencia, el matrimonio, que tiene una niña pequeña, decidió reinventarse y dedicarse a desarrollar su pequeño negocio de costura en el hogar.

Con una máquina que le prestó su suegra comenzó su negocio Twill & More desde su hogar, donde confecciona trajes para ocasiones especiales para damas, niños y adolescentes. Consciente de que los vestidos usualmente los encargan para graduaciones, bodas, bautismos o fiestas, en ciertas épocas del año, la joven diseñadora complementa su ofrecimiento y el ingreso familiar diseñando cojines, pantallas, collares y carteras, entre otros.

La organización Enactus, capítulo del Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico, ha ayudado a Santiago Rivera a encaminar su pequeña empresa. La profesora Patricia Valentín, mentora del grupo universitario, recordó que fue en un evento que Enactus celebró en el área metropolitana de San Juan dirigido a motivar a la comunidad de mujeres sordas a que emprendieran sus propios negocios, que conoció a la hoy dueña de Twill & More. Desde entonces, han estado apoyándola en su gestión empresarial.

“Agradezco a Enactus que me dieron un taller de “Boot Camp”. Fui y aprendí muchas cosas que eran nuevas para mí. Conocí muchas personas excelentes que me aconsejaron y ayudaron a dar mis primeros pasos en cuánto a las leyes y documentos que debo tener para cumplir con nuestra responsabilidad contributiva y con las leyes de Puerto Rico”, sostuvo Santiago Rivera.

Para continuar apoyándola, Enactus está levantando fondos mediante la plataforma AntRocket para que la joven emprendedora pueda comprarse una máquina de coser industrial y una máquina de bordar para ampliar sus servicios. La meta es recaudar $6,000 al 17 de junio del presente año. 

“El caso de esta empresaria es especial, pues ejemplifica nuestro mantra de que emprendedor es aquel que persigue oportunidades sin considerar los recursos a su disposición. El Centro de Negocios esta aunando esfuerzos con Enactus RUM para impulsar la agenda de ayudar a los emprendedores con discapacidades a generar oportunidades para ellos y sus pares; y este esfuerzo es uno de los casos que se trabajan al presente”, manifestó José Vega, director del Centro de Negocios y Desarrollo Económico del RUM.  


💬Ver 0 comentarios