(horizontal-x3)
(GFR Media/Archivo)

Melissa Meléndez necesitaba llegar a las 6:00 p.m., como tarde, al colegio de sus hijos en San Juan. Estaba en Ponce en una deposición. Y aunque salió a eso de las 4:00 p.m., el tapón ocasionado por un accidente la atrasó y llegó a buscar a sus hijos casi a las 8:00 p.m.

Esta situación, que viven cientos de padres casi a diario en Puerto Rico, es una de tantas otras que sirvió de inspiración para una iniciativa que a mediados de este mes comenzará a operar en la zona metropolitana de Puerto Rico.

Pinkcar es un servicio de transporte que, primordialmente, busca darles una opción a las mujeres que a veces se sienten inseguras de quién es su conductor.

“Decidimos en la compañía darle esa opción”, comentó Meléndez, quien a su vez es la vicepresidenta de asuntos legales y desarrollo de negocio de la empresa.

El servicio es una aplicación móvil con dos vertientes. El pasajero puede escoger entre dos colores: un carro azul o un carro rosa. En la primera opción, el conductor puede ser un hombre o una mujer. Sin embargo, si se elige la segunda, el carro será conducido por una mujer.

De igual forma, Pinkcar también provee servicios de transporte para menores de siete a 15 años a que viajen sin la compañía de un adulto.

Meléndez explicó en entrevista con endi.com que el padre o tutor legal del niño firmaría un relevo de responsabilidad.  Estos serían transportados exclusivamente por conductoras.

La abogada aseguró que, hasta el momento, casi unos dos mil choferes se han registrado. El pago por el servicio sería a través de tarjeta de crédito, aunque se está evaluando el pago en efectivo. Mientras, los y las choferes tendrán su pago semanalmente por depósito directo y recibirán el 77.5% del costo de cada pasaje.

Todo aquel interesado en registrarse puede hacerlo por procar.pr o pinkcar.pr. La aplicación ya está disponible en el Play Store de Android y estará disponible en el Apple Store a mediados de la semana que viene.

El servicio comienza el 21 de agosto.

La Comisión de Servicio Público autorizó las operaciones de la compañía.

“Gracias a la nueva ley firmada por el gobernador, Ricardo Rosselló, hemos simplificado el proceso y los requisitos que deben cumplir todos los operadores de transporte terrestre de pasajeros en Puerto Rico. Nos hemos convertido en facilitadores para el establecimiento de nuevas empresas y hemos agilizado los trámites para desarrollar nuestra economía y crear nuevos empleos. Esta nueva empresa, Pink Car Puerto Rico, pudo beneficiarse de esta ley y logró establecerse como negocio, tras meses de procesos burocráticos, que ahora son asunto del pasado”, explicó el licenciado Luis García Fraga, presidente de la CSP.


💬Ver 0 comentarios