El establecimiento ahora cuenta con una nueva área denominada La Placita Walmart (semisquare-x3)
El establecimiento ahora cuenta con una nueva área denominada La Placita Walmart. (Suministrada)

Walmart Puerto Rico anunció la renovación de su tienda de Bayamón a un costo de $5.9 millones que incluyó la construcción de pietaje adicional, equipos nuevos y mejores en toda la tienda, incluyendo en la sección de productos de supermercado.

Iván Báez, director de asuntos públicos y gubernamentales de Walmart Puerto Rico, indicó que la tienda, localizada en el centro comercial Plaza del Sol, cuenta ahora con 7,000 pies cuadrados adicionales, lo que permite tener espacios aún más amplios para la mercancía y la comodidad de los clientes. En total, esa Walmart tiene ahora 120,000 pies cuadrados.

La remodelación de esta tienda es parte nuestro compromiso de continuar invirtiendo en la isla. Esta es otra muestra de que nuestra compañía sigue apostando a Puerto Rico y que sigue trabajando intensamente para promover la creación y retención de empleos, el apoyo a la industria local y el fomento de la actividad comercial, y así contribuir al bienestar de sus comunidades”, sostuvo Báez.

Además de los departamentos de farmacia, óptica, enseres, mercancía general y ropa, la tienda cuenta con áreas renovadas, como el Deli y la panadería y repostería, que ahora ofrecen pollo al estilo rottiserie y pan horneado todos los días. La sección de Cosméticos también ha sido remodelada y tiene una ambientación más moderna y atractiva. 

Otro de los nuevos espacios tras la remodelación de la tienda, es la Placita Walmart en el área del supermercado, que ofrece a los consumidores mayor variedad de productos frescos, dentro de los que se destacan frutos cultivados en la Isla.

Asimismo, el establecimiento exhibe nueva rotulación en su interior y exterior, modernos anaqueles, equipos nuevos y un sistema de iluminación LED que promueve el ahorro energético.

La tienda de Bayamón también cuenta ahora con varios terminales “self-checkout” para que los clientes procesen y paguen sus compras.

“Nos sentimos muy orgullosos de continuar invirtiendo en el presente y futuro de Puerto Rico, como lo hemos hecho desde que abrimos nuestra primera tienda en la Isla hace más de 25 años, porque estamos comprometidos con nuestros clientes y la comunidad”, indicó Báez.

La megacadena, que lleva más de 25 años en Puerto Rico, compra $500 millones al año en artículos producidos, cosechados, elaborados o manufacturados en Puerto Rico. 


💬Ver 0 comentarios