Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
El Whopper jr., nació por pura casualidad y por el deseo de quedar bien con la clientela. (Imagen tomada de la página Burger King)

Luis Arenas Pérez, expresidente de Caribbean Restaurants, empresa tendedora de Buger King en Puerto Rico, falleció de una complicación pulmonar a la edad de 76 años.

Arenas fue el primer empleado de Burger King en  la Isla en 1963  cuando la cadena inició operaciones  en el restaurante de El Comandante en Carolina. Él había laborado con Burger King en Miami y vino a Puerto Rico para desarrollar y expandir el negocio en la Isla.

Es recordado por ser el creador del Whopper jr., producto que nació por pura casualidad y por el deseo de quedar bien con la clientela. Resulta que el día de la inauguración en Carolina, los moldes para elaborar el pan del clásico Whopper no habían llegado, y a Arenas se le ocurrió utilizar los panecillos de hamburguesas tradicionales  como sustitución. Lo llamó 'Whopper jr.',  y la acogida no se hizo esperar,  desde hace muchos años,  la cadena lo incorporó  al menú a  nivel mundial.

Luis Arenas

Para Tania Suárez, quien fuera por muchos años la relacionista de Burger King en Puerto Rico, Arenas fue “un jefe, un compañero y un padre para muchos de nosotros. Para mí, es como si hubiera muerto mi papá”, comentó.

La relacionista destacó el gran corazón de Arenas, siempre dispuesto a ayudar a entidades benéficas. Fue por 10 años el director de la campaña de fondos de SER de Puerto Rico.

Según Suárez,  cuando el huracán Hugo azotó la Isla en 1989, fue Arenas quien decidió que  Burger King  donaría $500,000 a la Cruz Roja y dio una cantidad similar  en ayuda a los empleados de BK  afectados.

Por su parte, su amigo y socio Gerardo Larrea, lamentó el deceso y resaltó que Arenas es el único latino que ha sido  exaltado al Salón de la Fama de la cadena a nivel mundial.  “Fue un hombre sumamente humano que trataba bien a todos los empleados”, expresó.

Mientras, Juan José Jiménez, vicepresidente a cargo de Mercadeo de Burger King,   destacó que Arenas “fue quien hizo crecer esta cadena”. Ocupó varios puestos hasta alcanzar la presidencia y ser el CEO, puesto que dejó en el 2006. A su retiro, BK tenía más de 150 restaurantes en la Isla, dijo Jiménez.

Arenas era también miembro de la junta de directores del hipódromo Camarero. Su cuerpo está expuesto en la funeraria Puerto Rico Memorial y el entierro será  hoy.


💬Ver 0 comentarios