Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

No sabe la ciencia del microcosmos turístico, pero está segura de que Puerto Rico no le ha sacado el potencial suficiente a su riqueza cultural y natural y, mucho menos, al carisma de su gente.

En palabras de Ingrid Rivera Rocafort, Puerto Rico es “un diamante que hay que pulir para hacerlo brillar más” y eso espera hacer desde la Compañía de Turismo, a partir de enero entrante.

Entusiasmada con la encomienda, Rivera Rocafort señala que un sector turístico diverso, con apuestas en nichos como el deporte, la salud y la gastronomía, puede ser la oportunidad para mejorar el destino y que los puertorriqueños disfruten de un entorno seguro, limpio y con buena infraestructura.

En mercadeo, esas premisas cobran la forma de un producto confiable y efectivo, con una marca respetada y apreciada en tal grado que los clientes deciden utilizarla una y otra vez.

“Tú puedes tener un producto mejorado, pero al final Ace es blancura y Pampers es bebés contentos”, dijo la ejecutiva.

Rivera Rocafort fue responsable del posicionamiento de los productos de Procter & Gamble en Puerto Rico, el Caribe y el mercado hispano en Estados Unidos. Se desempeñó en esas lides por espacio de 26 años. Desde hace unos dos años, procura la mejor imagen para la firma Advent Morro Equity Partners, siendo responsable de Relaciones con Inversionistas, una tarea que supone crear estrategias desde la óptica del capital y del inversor interesado en participar de iniciativas con buenos rendimientos.

“Hay que cuidar el mercado principal, que es Estados Unidos, pero vamos a mirar a Asia, a Europa”, adelanta. “Queremos que Puerto Rico sea el destino para ir cuando se hable del Caribe, el destino plus ultra”.

¿Qué campaña publicitaria recuerda acerca de Puerto Rico?

“Diría que Puerto Rico lo hace mejor es la que ha estado por algunos años. Otra que recuerdo es la campaña interna de servicio... y la Isla del Encanto”, señala.

Se necesita “fine tuning”

La ejecutiva sabe de turismo como la mayoría de la gente: desde los zapatos de la viajera; y esa perspectiva puede ser muy útil, pues de entrada destaca que “Puerto Rico es una marca de alta calidad, con mucho que ofrecer, pero cuyos beneficios necesitan fine tuning”.

Así pues, desarrollar zonas turísticas planificadas, fomentar la conectividad aérea y náutica de Puerto Rico y sentar las bases para el desarrollo de una clase profesional en el campo de la hostelería y el turismo serán algunas de las estrategias a impulsarse.

La ejecutiva destaca que procurarán alianzas con las universidades que ofrecen la disciplina y que se hará énfasis en que el sector turístico ofrece la oportunidad de “una carrera profesional buena y larga”.

Juntos, en principio

Destaca su interés en trabajar en conjunto con el liderato turístico de la Isla y en rodearse de los mejores en el ramo.

Empero, cuestionada por el pedido del sector de crear una organización de mercadeo independiente del destino (DMO), la ejecutiva fue diáfana.

“El gobernador no apoya la privatización de servicios. Ahora, lo primero es hablar y trabajar en equipo con el sector privado. Cómo lo vamos a hacer, lo veremos en su momento”, dice la ejecutiva. “Parte del objetivo de esa entidad es que no se esté cambiando cada cuatro años, sino crear una marca a largo plazo para Puerto Rico. Eso es un ítem importante en la agenda del gobernador, y por eso yo estoy aquí”.


💬Ver 0 comentarios