La abogada y experta en cumplimiento, María de Lourdes Jiménez (semisquare-x3)
La abogada y experta en cumplimiento, María de Lourdes Jiménez (Suministrada)

Prevenir y atajar el lavado de dinero siempre será un reto, debido a que los criminales y terroristas tienen “tremendos incentivos para estar uno o dos pasos más adelantados” que el ecosistema financiero y las agencias de ley y orden.

Tras reconocer esta realidad, el experto en seguridad y análisis de datos Gary Shiffman indicó que, a medida que la industria financiera va trascendiendo de la supervisión humana y el cumplimiento de reglas al uso de algoritmos y aprendizaje automático (en inglés, “machine learning”), “nos permite responder más rápido” para atajar la práctica de inyectar a la economía formal activos generados en actividades ilícitas.

Shiffman hablará de esta intersección de la industria financiera con tecnologías como robótica e inteligencia artificial durante el Simposio Antilavado de Dinero que la Asociación de Bancos de Puerto Rico celebrará del 21 al 22 de febrero.

Debido a que son seres humanos quienes suplen datos a los algoritmos, Shiffman también reconoció que “las máquinas también van a tener prejuicios. El problema nunca desaparece”. Por ello, indicó que se requiere vigilancia continua para tomar esta realidad en cuenta tanto a nivel de desarrollo como del uso de estas herramientas.

Por su parte, la abogada María de Lourdes Jiménez, quien coordinó el contenido del simposio, coincidió en que el antilavado “es un tema difícil. Requiere revisar transacciones de los consumidores y buscar otras fuentes fuera del banco para determina qué puede ser sospechoso o ilegal”.

Y, en esa lucha constante y cambiante, la industria financiera ha recurrido a la innovación, para ver “cómo hacemos que los esfuerzos sean más productivos, más fáciles, que no requieran tener 100 personas en una investigación y hacer mejor uso de los recursos”, elaboró la también experta en cumplimiento.

En cuanto al simposio, que este año cumple 16 años, Jiménez afirmó que se trata del “evento más importante del Caribe”, al punto que otras jurisdicciones están copiando el modelo.

También se ha convertido en la principal cita para educar a la comunidad financiera sobre tendencias y temas regulatorios.

Parte del objetivo es profundizar en “cuáles son las responsabilidades de la junta de directores, de la gerencia, cuál es la responsabilidad del oficial de cumplimiento”, indicó.

A su vez, indicó que en el tema del terrorismo se hace aún más difícil detectar actividades relacionadas. Para ello, la agenda incluye expertos también de las agencias de ley y orden.

En cada jornada, habrá paneles de temas diversos de cumplimiento, innovación, tecnología, así como de temas aún fluidos como la industria del cannabis y las criptodivisas.

En cuanto a los oradores principales, el jueves será Kenneth A. Blanco, director de Financial Crimes Enforcement Network. El viernes será Robert Lee, jefe de la división cibernética del National Cyber Investigative Joint Task, que agrupa a varias agencias federales para combinar esfuerzos investigativos en el ámbito digital.


💬Ver 0 comentarios