Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Tras reconocer la cantera de oportunidades del mercado de bienes raíces de lujo en Puerto Rico, Sotheby’s International Realty anunció ayer la apertura de su primera oficina en la Isla a un costo de $1 millón.

La experiencia y reputación que anteceden a la reconocida corredora de bienes raíces Margaret Pena Juvelier, presidenta y propietaria de la nueva operación local, fue instrumental en la incursión de la empresa multinacional en la Isla, con presencia en 45 países en todo el mundo.

Hasta septiembre pasado, la ejecutiva se desempeñó como vicepresidenta senior y socia de Sotheby’s International, con sede en la ciudad de Nueva York.

Siendo hija de padres puertorriqueños, Pena Juvelier conoce muy bien la cultura y los atractivos naturales que ofrece Puerto Rico y que podrían encantar al comprador de alto poder adquisitivo que invierte en propiedades de lujo.

“Hace algún tiempo que Sotheby’s quería tener presencia en Puerto Rico. Se acercaron a mí porque, a pesar de ser nacida y criada en Nueva York, mis padres son puertorriqueños y conocía ya este mercado”, señaló la propietaria, quien emprende esta nueva etapa profesional junto a su hija Oriana Juvelier, quien también formará parte del negocio como vicepresidenta.

Metas

Las proyecciones de ventas para el primer año en suelo boricua son sobrepasar los $50 millones en propiedades vendidas.

La meta a largo plazo del dúo de empresarias es convertir a Puerto Rico el centro operacional de Sotheby’s International para América Latina.

Por otra parte, una investigación de mercado les demostró que, más allá del interés de abrir una oficina local, Puerto Rico ofrece grandes oportunidades de mercado para clientes de alto poder adquisitivo.

“Así nos dimos cuenta de que había muchas propiedades estupendas que van acorde con nuestra marca y para las que realmente no había una firma de bienes raíces que les representara”, añadió Pena Juvelier.

Según la corredora, la agencia de bienes raíces ya cuenta con una lista privilegiada de propiedades, que incluye áreas como el Viejo San Juan, San Patricio, San Francisco y Santa María, además de las islas municipio de Vieques y Culebra.

También tienen la exclusividad en ventas de las residencias Trump Founders at Coco Beach, en Río Grande.

El enfoque principal de su firma será atraer compradores internacionales al destino, apoyados principalmente en la red global de la empresa y su plataforma de Internet, que incluye una aplicación móvil para celulares y tabletas, desde donde los clientes podrán acceder a las listas de las propiedades.

“Contamos con una infraestructura profesional de vanguardia y agentes de bienes raíces con un conocimiento local amplio. Sabemos que el mercado de lujo en todo Puerto Rico va en aumento y la demanda en el Caribe es alta debido a sus atractivos naturales”, comentó Juvelier.

Actualmente, la empresa se encuentra en el proceso de reclutar personal, por lo que esperan llegar a tener unos 10 empleados.

Los requisitos

Para que una propiedad pueda formar parte de la prestigiosa lista de Sotheby’s deberá tener un valor de $600,000 en adelante, además de un atractivo global que pueda apelar a los públicos pudientes de cualquier parte del mundo.

“Nuestros clientes son de todas partes del mundo y tienen múltiples hogares y buscan propiedades que les ofrezcan una experiencia única pero al mismo tiempo global”, comentó la profesional que trabajó durante 28 años en el mercado neoyorquino.

Entre su lista de clientes están importantes inversionistas y personalidades de China, Brasil, América del Sur, Rusia y Europa.

Confidencialidad total

Una de las características que diferencia a Sotheby’s de otros servicios de bienes raíces es la confidencialidad de sus clientes. Las listas de propiedades están disponibles por Internet o a solicitud de los clientes.

Para Pena Juvelier, la sofisticación cultural y la diversidad de recursos que ofrece Puerto Rico exceden lo que pueden brindar otras islas en el Caribe.

“Vimos esta oportunidad de mercado para destacar las maravillosas propiedades de Puerto Rico en nuestra plataforma internacional y presentarlas al mundo”, comentó su hija Oriana.

Beneficios para el comprador

Una de las ventajas que tienen la Isla como destino de inversión es la estructura de incentivos gubernamentales que ofrece hasta un 50% de exoneración en el pago de contribuciones sobre las ganancias de capital futuro, fuera de lo que es su residencia principal. Además de los descuentos en el pago del impuestos municipales (CRIM) por cinco años, y la posibilidad de poder rentar la propiedad sin incurrir en el pago de impuestos por los ingresos hasta el 2020.


💬Ver 0 comentarios