La asistencia para desastres de SBA también aplica a propietarios de vivienda o inquilinos damnificados por ambos huracanes. (semisquare-x3)
La asistencia para desastres de SBA también aplica a propietarios de vivienda o inquilinos damnificados por ambos huracanes. (Hutterstock)

Negocios afectados por el huracán María aún están a tiempo para solicitar préstamos a bajo interés que les permitan reparar, reponer y mantener sus operaciones a flote, informó la Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa (SBA) mediante el portavoz Florencio Marina.

Para solicitar préstamos por daños a la propiedad, producidos por los huracanes Irma y María, la fecha límite es 20 de marzo de 2018. Mientras, para solicitar capital de trabajo, el plazo es 11 de junio para el huracán Irma, y 20 de junio para María, detalló.

Marina recalcó que la asistencia para desastres, en este caso de solicitar préstamos, también aplica a propietarios de vivienda o inquilinos damnificados por ambos huracanes, debido a que el financiamiento de SBA es una de las ayudas disponibles que se extienden a individuos cuando así se establece en una declaración de desastre.

“Algunas personas se confunden cuando ven las palabras préstamo o negocio en el referido que reciben de FEMA, pero deben llenar la solicitud”, exhortó.

Dejó claro que el solicitante – sea individual o empresarial – no está obligado a aceptar el préstamo si le es aprobado. Sin embargo, la mera solicitud tiene la importante ventaja de que “evita romper el ciclo de ayuda de FEMA”, indicó el portavoz.

Con esto se refirió a que , en caso de que SBA confirmara que por alguna razón el individuo no cualifica para préstamos, esto podría abrir la posibilidad de reconsideración por parte de FEMA, debido a que a menudo las circunstancias de las personas cambian entre el momento de la solicitud y más adelante, como lo sería en el caso de pérdida de empleo.

Marina repasó que la tasa mínima de interés en un préstamo para individuo puede ser “tan baja como 1.75%”. Mientras para las entidades sin fines de lucro, esa tasa mínima ronda 2.50%, y para los negocios es de 3.30%.

“Son condiciones diferentes, porque el propósito no es competir con la banca comercial”, subrayó Marina. Por ejemplo, el portavoz comentó haber escuchado de casos de adultos mayores, ya cercanos a la jubilación, que han optado por sacar dinero de su fondo de retiro para realizar mejoras o reparaciones necesarias, cuando – como damnificados – tenían la opción de recurrir a un préstamo de SBA con condiciones favorables de repago y sin afectar los recursos financieros que necesitará en el futuro cercano.

Hasta la semana pasada, SBA había aprobado más de $343 millones en unos 8,963 préstamos. Los desembolsos pueden ser de hasta $2 millones en el caso de negocios, de $200 mil para los dueños de hogares y de $40,000 para los inquilinos, indicó Marina.

Gira de ayuda

Para facilitar el proceso de llenar las solicitudes y aclarar dudas, además de los centros de asistencia que ha establecido en diversos puntos de Puerto Rico, SBA cuenta con una unidad móvil que ha estado visitando distintos municipios y regresa a la carga esta semana con una gira por cuatro municipios:Culebra, Vieques, Cataño y Guaynabo.

Los solicitantes también pueden aclarar dudas llamando a 800-659-2955 o enviando un email a [email protected] Las solicitudes de préstamo también se pueden descargar en sba.gov o llenar en disasterloan.sba.gov/ela.


💬Ver 0 comentarios