Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

En principio las querellas ante Finra eran de personas que tenían inversiones en carteras de fondos mutuos cerrados y perdieron sus inversiones en esos instrumentos o tenían préstamos al margen. (GFR Media) (vertical-x1)
En principio las querellas ante Finra eran de personas que tenían inversiones en carteras de fondos mutuos cerrados y perdieron sus inversiones en esos instrumentos o tenían préstamos al margen. (GFR Media)

Aunque la probabilidad de éxito de los inversionistas locales que han litigado sus querellas ante la Asociación para la Reglamentación de la Industria Financiera (Finra, en inglés) es más del doble que los casos registrados en Estados Unidos, y a pesar de múltiples acciones disciplinarias de parte de reguladores locales y federales, el monto de reclamaciones por mala asesoría financiera en la compra de los bonos y fondos mutuos cerrados de la isla continúa siendo ínfimo.


💬Ver 0 comentarios