Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Puerto Rico importa casi todos los alimentos que consume, y gran parte de ellos entra a través de las empresas que operan en el Mercado Central de Alimentos (MCA), ubicado en los puertos de San Juan.

Sin embargo, una ola de incertidumbre amenaza la estabilidad de esos servicios de distribución, pues el Gobierno les ha dicho a las compañías que tienen que mudarse de allí y les ha dado un plazo de dos años para abandonar las instalaciones.

Esto pese a que todavía es incierto el lugar donde la Isla establecerá el nuevo Mercado Central.

Alberto Escudero, director de la Autoridad de Puertos, confirmó a El Nuevo Día que esta administración les ha informado a los empresarios del MCA que tienen 24 meses -a partir de enero de 2011- para salir de dichos terrenos.

Explicó el jefe de Puertos que el mes pasado su agencia renovó un contrato por dos años adicionales con la Compañía de Comercio y Exportaciones (CCE), que es la dueña de los edificios donde operan las distribuidoras.

Ése es el plazo que tendrán las nueve empresas del MCA para permanecer en los terrenos portuarios. La CCE, a su vez, le subarrienda los edificios a las compañías distribuidoras.

Según Escudero, los navieros llevan esperando desde la década del 1990 por un espacio donde puedan crecer.

“Una vez se vaya el Mercado Central, esas estructuras, que son viejas, se van a demoler para añadir 25 cuerdas a las facilidades del puerto. Esos terrenos van a tener el mejor uso, que es el uso portuario”, señaló Escudero.

Pero los empresarios del MCA, no están tan dispuestos a abandonar las instalaciones y han advertido al Gobierno que entre todos los jugadores tienen que buscarle una solución al asunto de la relocalización.

“Nosotros del Mercado Central no vamos a salir, hasta que no exista una alternativa construida y viable”, aseveró Carlos Trápaga, presidente de Trafon Group y presidente de la Asociación de Empresas del Mercado Central de Alimentos (Aemca).

Trápaga dijo que la Aemca está dispuesta a hablar con quien sea para resolver el dilema, pues según él, esto debe ser una prioridad para el País.

“Al Gobierno se le olvida que en todas las economías principales del mundo están buscando alternativas para tener en óptimas condiciones las instalaciones de su Mercado Central de Alimentos”, manifestó Trápaga.

Otro de los empresarios afectados, quien pidió no se le identificara, dijo que las estructuras necesitan una remodelación, pero las compañías se ven imposibilitadas de hacerlo debido a que no saben cuánto tiempo estarán allí.

Señaló que la CCE dejó de reinvertir en las estructuras hace cinco años.

Riesgo aún mayor

El empresario indicó que existe un riesgo aún mayor. Se refería a que algunas de estas empresas podrían irse por su cuenta y dispersarse. “Si eso ocurre, se perderían las eficiencias que genera el Mercado Central, y aumentarían mucho más los costos de los alimentos y de acarreo”, dijo el empresario.

Por su parte, Federico Trápaga, socio de Trafon, dijo que la entrada al MCA actual carece de iluminación y no existen rótulos que identifiquen el área. Además, no hay facilidades de estacionamiento para los camiones que hacen turno para ser cargados de mercancía.

Dijo que en los últimos meses, ha aumentado el robo de camiones en la zona debido a la falta de iluminación y de vigilancia preventiva.

Posible alternativa

El alcalde de San Juan, Jorge Santini, ha sido el único que ha identificado un área para reubicar al MCA.

Desde hace casi dos años separó más de 75 cuerdas cerca de la avenida Kennedy para construir unas nuevas instalaciones, pero aún no se ha hecho ni siquiera el estudio de viabilidad.

“No se ha hecho por la burocracia del Gobierno”, dijo Santini, quien señaló que aguarda por un traspaso de 13 cuerdas que pertenecen a la Compañía de Fomento Industrial (Pridco, por sus siglas en inglés) para comenzar a desarrollar el proyecto.

Según él, hace 10 meses que el gobernador Luis Fortuño, instruyó al secretario de Desarrollo Económico y Comercio, José Pérez-Riera que le hiciera el traspaso, pero el mismo aún no se ha concretado.

Pero para el titular del DEC, la bola está en la cancha de San Juan, y le atribuyó al municipio el atraso en el traspaso.

Pérez-Riera dijo querer que la Isla tenga un mercado central “de primer orden, moderno y funcional que sirva de plataforma para nuestros comerciantes y productores locales”.

Para el alcalde, el proyecto del MCA se hará usando el modelo de Alianza Público-Privada, pero “al estilo de Santini”. Dijo que el municipio le presentará el proyecto a los inversionistas privados y aportará las tierras, mientras que la empresa seleccionada desarrollará el proyecto con inversión propia.

El alcalde estima que este año deberán completarse los estudios de suelo, que estará a cargo de la firma Sentec, y se comenzará la construcción.

Sin embargo, hace año y medio, el municipio anunció que el estudio de viabilidad estaría listo en seis meses, y aún no se ha firmado ni el contrato.

Tampoco se ha seleccionado a la empresa desarrolladora del proyecto.

“Si no es este año, será a principios de 2012 que empezará la construcción. Esos son edificios industriales grandes y la construcción no debería tomar mucho tiempo”. Su meta es construir un MCA dos veces y medio el tamaño del actual y que el nuevo complejo sirva, además, para suplir al mercado de Centroamérica.

“Quiero que sea un concepto ‘all inclusive’, que tenga no solo las naves para los diferentes productos, sino una operación complementaria de empresas de servicio. Y que todos los barcos cruceros y la gente de las islas del Caribe vengan a comprar al Mercado Central de San Juan”, expresó el alcalde.

Mientras el plan de Santini se materializa, los empresarios del MCA siguen en ascuas, pues desconocen qué pasará en el País con la distribución de alimentos dentro de 24 meses.


💬Ver 0 comentarios