Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La llegada de nuevos restaurantes y la mudanza de otros negocios de comida al San Patricio Village prometen inyectarle al área una nueva energía comercial, que comenzará a palparse en los próximos meses.

“Se crearán dos polos de actividad, que serán como puntas de lanza a cado lado del village y que ayudarán a aumentar las alternativas de comida y entretenimiento en la zona” manifestó Adolfo “Tito” González, presidente de Empresas Caparra, compañía dueña de los centros comerciales San Patricio Plaza, Galería San Patricio y Santander Tower.

Entre los nuevos “chicos” del barrio figuran la franquicia Olive Garden y la construcción de un nuevo edificio para Longhorn Steakhouse. Así mismo, los restaurantes Ikebana y Bottles se moverán de lugar.

El Nuevo Día entrevistó en exclusiva a los empresarios que harán estas inversiones en la reconocida zona de Guaynabo, para conocer de primera mano los detalles de sus proyectos.

Con doble espacio Ikebana

Ikebana, especializado en sushi y comida japonesa, será el primero en mudarse y lo hará en la tercera semana de mayo.

Su nuevo espacio estará en el antiguo local de Ponderosa y Seguros Múltiples en la calle Ébano, justo frente a las oficinas del Seguro Social.

“Vamos a tener más del doble del espacio que tenemos ahora y le incorporamos varios ambientes bajo un mismo techo”, dijo George Engel, uno de los dueños fundadores del negocio.

El nuevo Ikebana tendrá 4,350 pies cuadrados, que es más del doble del pietaje actual.

Entre sus nuevos atractivos contará con una barra en forma de L, que acomodará a entre 16 y 18 personas, y donde servirán cervezas artesanales y de barril –incluyendo algunas que elaborará exclusivamente Old Harbor Brewery para el negocio–, además de tragos de todas clases.

Ofrecerán un “bar menu” con entre ocho y 12 platillos como aperitivos para acompañar los tragos.

En el área frontal del local, habrá una terraza al aire libre techada, mientras en el interior estará el sushi bar al fondo del restaurante. Contará además con un salón privado para actividades con cabida para 12 personas.

El ambiente será “ecléctico”, según Engel, pues hay una mezcla de mucha madera, con piedra, metal y cristal.

“El nuevo Ikebana será toda una experiencia para los sentidos. Fusiona lo tradicional con lo vintage y lo moderno”, expresó Engel, quien indicó que todo está hecho por artistas y artesanos puertorriqueños, utilizando la influencia asiática para el diseño.

Por su parte, Héctor González, socio de Engel en el negocio, dijo que aumentarán en 50% la plantilla de empleados. En total, ahora serán 60.

Además, han adquirido equipos eficientes en el uso de energía, con lo que esperan reducir el consumo entre un 30% a 40%, pese a que el local tiene el doble del tamaño.

Según González, el Ikebana de San Patricio podría convertirse en el primer restaurante en tener la certificación LEED (liderazgo en energía y diseño ambiental) en Puerto Rico.

Señaló además que contarán con una nueva página interactiva para junio.

Se muda Bottles al Village

El restaurante y tienda de vinos Bottles se mudará al espacio que ocupaban Blockbuster, Subway e Ikebana.

“Habíamos querido estar aquí desde hace mucho tiempo y ahora nos sentimos que somos parte del village”, dijo Richard Gonsalves, quien junto a su hijo Rick, es dueño del exitoso negocio que fundó hace 15 años.

La inversión en el nuevo local –que tendrá 7,000 pies cuadrados– ronda los $700,000 y la apertura está pautada para el mes de octubre.

Los Gonsalves enfatizaron en que el nuevo espacio mantendrá el mismo ambiente acogedor y familiar que ha caracterizado al restaurante por los pasados años.

Sin embargo, tendrá atractivos adicionales, tales como una cava de vinos más amplia, área para actividades privadas que acomodará entre 10 y 80 personas, capacidad para sentar 224 personas –30 más que el local actual– y una cocina con 1,000 pies cuadrados adicionales.

Tendrá también una zona más cómoda para los niños y tres veces más espacios de estacionamiento.

El arquitecto George Méndez está a cargo del proyecto.

El Bottles actual se mantendrá en operaciones mientras duren los trabajos en el nuevo local.

El segundo Olive Garden

El San Patricio Village contará también con el segundo Olive Garden que abrirá en Puerto Rico, dijo Jorge Colón Gerena, presidente de Restaurant Operators, Inc. (ROI), dueño de los derechos de la franquicia para la Isla.

El reconocido restaurante de comida italiana ocupará unos 8,000 pies cuadrados y estará en el espacio que ahora ocupa Longhorn Steakhouse.

Indicó Colón Gerena que la estructura de Longhorn se demolerá antes de mediados de 2014, y en su lugar se levantará un nuevo edificio para Olive Garden, que se asemejará a una casa toscana con paredes cubiertas en piedra y rodeada de cipreses.

Este segundo Olive Garden abrirá a finales de 2014. El primero abrirá en Bayamón en el sector La Cambija a fines del presente año o principios del próximo.

Para Longhorn, ROI construirá también una nueva estructura de 6,000 pies cuadrados en la avenida San Patricio, esquina avenida González Giusti, donde antes estuvo la sucursal del Banco Popular.

“Pensábamos que era tiempo de cambiar este Longhorn a lo que es la nueva imagen de la cadena”, dijo Colón Gerena, quien la describió como una más sofisticada y cálida, pero con la referencia al oeste americano.

El nuevo Longhorn abrirá en el primer trimestre de 2014.

ROI invertirá un total de $4 millones, en la construcción de los dos restaurantes y creará 250 empleos directos.

“Guaynabo es el pueblo con el mayor poder adquisitivo en Puerto Rico y el San Patricio Village es el epicentro de Guaynabo”, manifestó Colón Gerena, al tiempo que indicó la combinación deestos dos restaurantes, líderes en su categoría, le dará un ofrecimiento adicional a la clientela del área.


💬Ver 0 comentarios