Guillermo Vidal Santoni decidió compartir su patrimonio con unas 46 entidades sin fines de lucro. (vertical-x1)
Guillermo Vidal Santoni decidió compartir su patrimonio con unas 46 entidades sin fines de lucro. (Archivo / GFR Media)

Justo ahora cuando los efectos del huracán Irma en Puerto Rico, otras islas del Caribe y el estado de la Florida evidencian el rol que las organizaciones caritativas juegan en asistir a los más necesitados, los tribunales de Puerto Rico tienen ante su consideración un pedido de UBS Trust para disolver un fideicomiso que destinaría al menos $1.4 millones a decenas de estas entidades en Puerto Rico y Estados Unidos.

Se trata del legado de don Guillermo Vidal Santoni, hermano del filántropo cultural, Teodoro Vidal Santoni, y quien decidió compartir su patrimonio con múltiples entidades benéficas, en su mayoría vinculadas a la iglesia Católica, pero también otras entidades de gran impacto social como el Ejército de Salvación, la Casa Manuel Fernández Juncos para niños huérfanos o abandonados, los hogares de cuido de ancianos a cargo de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados y Siervas de María, así como el Fondo del Pobre San Vicente de Paul y el Oratorio San Juan Bosco, que prestan servicios en las zonas de Santurce y Cantera, en la ciudad capital.

En total, según la demanda incoada por UBS Trust, Vidal Santoni decidió compartir su patrimonio con unas 46 entidades sin fines de lucro. Entre estas, también figura Casa Manresa, el seminario mayor de la Arquidiócesis de San Juan, Servicios Sociales Católicos y organizaciones que prestan servicios comunitarios en Estados Unidos como Misiones Salesianas.

Donativo que desconocen

Sin embargo, partiendo del expediente judicial, ni siquiera la mitad de las 46 entidades que deben recibir el obsequio de Vidal Santoni, han contestado la demanda.

En algunas instancias, la corte ha anotado “en rebeldía” a los demandantes, lo que fue el caso de Sacred Heart Southern Missions, con sede en Mississippi. Esta entidad, compareció al caso el pasado 1 de septiembre, a través del abogado Germán J. Brau. El abogado indicó a El Nuevo Día que la organización se enteró hace poco del posible donativo y que este no podía emitir comentarios adicionales por haberse unido al proceso recientemente.

De acuerdo con el expediente del caso, UBS habría diligenciado una docena de emplazamientos y se procedió con una orden de emplazamientos por edicto. El caso no ha mostrado grandes progresos en el pasado año y tiene una vista programada para hoy a las 2:30 p.m. en el Centro Judicial de Hato Rey.

Según la demanda, Guillermo creó el fideicomiso para 1999 y delegó a UBS Trust la custodia de este. Además, según reza la escritura, el fideicomiso estaría vigente hasta la muerte de Teodoro.

Guillermo falleció para el 2009. Su hermano Teodoro -el historiador puertorriqueño y quien donó una colección de sobre 6,000 artículos acerca de la historia cultural de Puerto Rico al prestigioso Instituto Smithsonian- falleció en enero de 2016.

Patrimonio incierto

Ante la situación, UBS Trust solicitó a la corte disolver el fideicomiso Vidal Santoni. En este pedido, se informó que para el 8 de julio de 2016, el fideicomiso tenía alrededor de $1.4 millones. Sin embargo, de esa cifra, aproximadamente $1 millón se encontraba en fondos mutuos cerrados, valores que luego de llegar a niveles récord para el 2012, se han desplomado como secuela del impago en los bonos de Puerto Rico.

La demanda no indica con cuánto dinero Vidal Santoni comenzó el fideicomiso y tampoco, cuánto había a la muerte de Guillermo en el 2009. “Según lo que se desprende de la demanda, el deber de fiducia hacia el fideicomiso es evidente por virtud de ley, pero cuando se demanda a los beneficiarios para liquidar el fideicomiso, eso podría levantar un quiebre del deber de fiducia”, dijo la abogada Verónica Irizarry, quien ha atendido reclamaciones de arbitraje de inversionistas locales.

“Al instar el pleito, se podría interpretar como una limitación de derechos a los beneficiarios”, dijo Irizarry.

Por su parte, el otrora economista de la Comisión de Bolsas y Valores (SEC, en inglés), Craig McCann, y quien ha investigado el mercado de bonos municipales de Puerto Rico, indicó que partiendo de la demanda, es posible que el patrimonio que Vidal Santoni quiso obsequiar a las organizaciones caritativas fuera más grande.

“Los fondos mutuos de UBS cayeron sobre 70% en su precio desde finales de 2012 a mediados de 2016”, dijo McCann, quien sostuvo que si para mediados de 2016, el fideicomiso tenía activos de un $1 millón en tales instrumentos, el fideicomiso pudo perder unos $2.6 millones desde el 2012.

Según McCann, si el resto del fideicomiso Vidal Santoni se invirtió en bonos de Puerto Rico, las pérdidas podrían rondar más de $3 millones.


💬Ver 0 comentarios