Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El anfibio se quedó atrapado y luego se incendio. (AP) (horizontal-x3)
El anfibio se quedó atrapado y luego se incendio. (AP)

SAN DIEGO — Ocho marines fueron trasladados a un centro de quemados en San Diego y otros siete fueron hospitalizados también después de que su vehículo anfibio se incendiara durante unas maniobras en una base militar.

Tres de los marines estaban en estado crítico el miércoles por la tarde en el centro de quemados del centro de salud de la Universidad de California en San Diego y cinco estaban en estado grave, según un comunicado de la Infantería de Marina de Estados Unidos. Otros cuatro marines fueron trasladados al Centro Médico Irvine de la Universidad de California en el cercano condado de Orange, incluidos dos en estado crítico.

Otro marine hospitalizado en La Jolla, un suburbio de San Diego, se encontraba estable y otros dos fueron atendidos por lesiones leves en un hospital de la Marina en Camp Pendleton.

“Nuestros pensamientos y oraciones están con los marines y sus familias afectados por este incidente”, señaló el comunicado del cuerpo.

Los soldados del 1er Batallón, 1er Regimiento de Marines y 3er Batallón Anfibio de Asalto realizaban una evaluación de preparación de combate dentro de su formación a las 1:30 p.m. (hora de Puerto Rico) en una playa de Camp Pendleton, una base de la Infantería de Marina al norte de San Diego, cuando el vehículo anfibio se incendió, indicó el teniente de primera de marines Paul Gainey.

El vehículo se quedó atascado y después se incendió cuando los soldados intentaban liberarlo, indicó una fuente de defensa que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizada a comentar el incidente de forma pública.

El comando investigaba la causa del suceso. Gainey dijo no tener más información que publicar en este momento.

Esos vehículos blindados se utilizan para llevar militares y su equipo desde barcos de la Armada a tierra. Son similares a un tanque y se desplazan por el agua antes de llegar a tierra. La Infantería Marina los utiliza desde la década de 1970.

Un marine de 21 años de Camp Pendleton murió en 2013 y otros cuatro resultaron heridos cuando fuego de artillería prendió fuego a un vehículo anfibio de asalto durante un ejercicio en el centro de combate Twentynine Palms, en el desierto de California. La Infantería de Marina desarrolló después un sistema antiminas más seguro para sus vehículos anfibios de asalto.


💬Ver 0 comentarios