Fuentes oficiales identificaron al individuo como César Sayoc, de 56 años y residente de la ciudad de Aventura, en Florida.

César Sayoc, el hombre detenido en relación con el envío de paquetes bomba a figuras demócratas, será acusado de cinco cargos que le exponen a hasta 48 años en prisión, afirmó hoy el fiscal general, Jeff Sessions.

Los cinco cargos que se le imputan son transporte ilegal de explosivos entre estados, envío ilegal de explosivos, amenazas contra expresidentes y otras personas, amenazas interestatales y asalto a agentes federales de las fuerzas del orden.

"Estos cargos pueden cambiar o ampliarse a medida que prosiga la investigación", dijo Sessions durante una rueda de prensa.

El director del Buró Federal de Investigaciones (FBI), Christopher Wray, confirmó que el sospechoso es Sayoc, como habían adelantado varios medios de comunicación, y que las autoridades han detectado trece dispositivos "explosivos" en los paquetes que envió a figuras conocidas de todo el país. 

Según reporta la Agencia EFE, tiene un largo historial criminal, con cargos en 2002 por amenazar con fabricar un artefacto explosivo.

Sayoc Jr. tiene 56 años y es residente de Florida.

Wray confirmó que las autoridades han detectado trece "dispositivos explosivos improvisados" en los paquetes que envió a figuras de todo el país.

"Podría haber otros paquetes en tránsito ahora mismo (...). Tenemos que seguir vigilantes", alertó Wray.

El responsable del FBI descartó que los dispositivos pudieran ser "falsos", como indicaba una teoría de la conspiración difundida en las redes sociales.

"Aún estamos tratando de determinar si habrían funcionado o no (...), pero contenían material energético (...) que podría ser peligroso para el público", añadió.

Sessions reconoció que el sospechoso pareció actuar guiado por su ideología "partidista" y subrayó que la "violencia política" es algo "absolutamente inaceptable".

Wray aseguró, sin embargo, que "todavía es demasiado pronto para hablar sobre los motivos" que llevaron a Sayoc a enviar los paquetes.

Una fuente de las fuerzas de seguridad explicó que para el proceso de identificación se utilizaron muestras de ADN.

Sayoc fue detenido en el estacionamiento de la tienda de piezas AutoZone.

Las autoridades incautaron una guagua blanca llena de fotos del presidente Donald Trump, y con imágenes amenazantes contra personalidades como la exsecretaria de Estado Hillary Clinton o el cineasta Michael Moore.

De acuerdo con documentos judiciales y otros documentos públicos, Sayoc tiene un largo historial delictivo en Florida, donde ha sido convicto de hurto, posesión de propiedades robadas e infracciones de tránsito y en el 2002 de una amenaza de “lanzar, colocar, proyectar o descargar u dispositivo explosivo”.

En agosto del 2002 fue sentenciado por amenazar con lanzar una bomba en una conversación con un representante de una compañía de servicios públicos en Florida, de acuerdo con Ronald Lowry, un abogado de Miami que lo representó en el caso.

Lowry le dijo a The Associated Press que Sayoc “hizo una amenaza verbal cuando se sintió frustrado por una falta de servicio”.

Sayoc era vecino de la localidad de Ventura, en el estado de Florida y, según su página de Linkedin y sus cuentas en las redes sociales, se dedicaba a la industria del entretenimiento.

De acuerdo con esas fuentes, su abuelo era de origen filipino y fue cirujano en Estados Unidos, donde se dedicaba a operar los rasgos faciales de personas asiáticas para hacerles parecer más occidentales.

Cesar Sayoc

Trump prometió hoy que el sospechoso enfrentará una "justicia rápida y certera", y felicitó a las fuerzas de seguridad por la captura.

"Las autoridades han detenido a un sospechoso y lo tienen bajo custodia", afirmó Trump.

El mandatario subrayó que su gobierno "le procesará a él, ella, ellos, quienes quiera que sean", y les someterá a "una justicia rápida y certera".

Entretanto, las investigaciones de los paquetes bomba enviados esta semana se centran ahora en el sur de Florida, donde Sayoc fue arrestado en la localidad de Plantation.

Hoy mismo se halló un paquete, similar en apariencia a los enviados a políticos demócratas y críticos de Trump, en una oficina del servicio postal en Opa-Locka (Miami-Dade), dirigido al senador Cory Booker.

Medios de comunicación locales informaron de que se trata de la misma oficina desde donde fueron enviados a personalidades demócratas y a la cadena de televisión CNN los otros paquetes.

Desde el lunes suman ya doce los paquetes sospechosos remitidos a personalidades demócratas del país, en lo que las autoridades han calificado de "terrorismo".

Entre los destinatarios se encuentran a Clinton, el expresidente Barack Obama, el financiero y filántropo Georges Soros, exdirector de la CIA John Brennan, exfiscal general Eric Holder, representante Maxine Waters, congresista Debbie Wasserman Schultz, exvicepresidente Joe Biden, actor Robert De Niro, senador demócrata Cory Booker, exdirector de inteligencia James Clapper y la cadena televisiva CNN.

Las autoridades intentan ahora determinar si los dispositivos estaban diseñados con la intención de explotar o si simplemente fueron enviados para sembrar el miedo, ya que ninguno de ellos llegó a detonar.

El FBI confirmó este jueves que la legisladora demócrata Debbie Wasserman Schultz aparecía como remitente en los paquetes enviados a las personalidades políticas.

Schultz representa en la Cámara de Representantes a un distrito de Florida y, entre 2011 y 2016, fue la presidenta del Comité Nacional Demócrata (DNC, en inglés), el órgano que dirige el Partido Demócrata.


💬Ver 0 comentarios