Varios residentes ordenan sus cosas luego de que sus apartamentos del complejo Westbrooke Village quedaran sin techo el martes 28 de mayo de 2019 en Trotwood, Ohio, después del paso de una fuerte tormenta la noche anterior. (AP/John Minchillo) (semisquare-x3)
Varios residentes ordenan sus cosas luego de que sus apartamentos del complejo Westbrooke Village quedaran sin techo el martes 28 de mayo de 2019 en Trotwood, Ohio, después del paso de una fuerte tormenta la noche anterior. (AP/John Minchillo)

Ohio, EE.UU. — Los fuertes tornados que se registraron el lunes en Ohio e Indiana destrozaron casas y negocios, además de forzar a miles de personas a refugiarse en sótanos y armarios, pero sólo se informó de una muerte por causa del evento atmosférico, algo que pudo deberse a las alertas emitidas.

Los hospitales informaron que hasta 130 personas resultaron heridas después de que los tornados azotaran a las comunidades de Dayton y sus alrededores el lunes por la noche.

El evento fue seguido el martes por la noche por una tormenta que fustigó la zona de Kansas City, generando más tornados que dañaron casas e hirieron a por lo menos 12 personas.

Las tormentas estuvieron entre los 53 tornados que los pronosticadores dijeron que podrían haberse registrado el lunes en ocho estados desde el este, desde Idaho y Colorado.

Las alertas de tornados llegaron hasta la ciudad de Nueva York. El Servicio Nacional de Meteorología confirmó un tornado en Pensilvania.

En las últimas dos semanas se ha visto una actividad inusualmente alta de tornados en Estados Unidos. Las autoridades dijeron que se evitaron muchas muertes al hacerse lo que se suponía que debía hacerse cuando se supo que los tornados se dirigían hacia las comunidades.

El Servicio Nacional de Meteorología ha confirmado que hubo ocho tornados en la región de Dayton, en Ohio, desde la noche del lunes a la madrugada del martes. Los tornados causaron daños graves en Celina, Beavercreek y Trotwood, cerca de Dayton. Este miércoles se esperaba un tiempo más tormentoso en la región, con la posibilidad de que se produzcan tormentas dispersas pero fuertes.

En la golpeada Celina, sitio de la única muerte en Ohio, el jefe de bomberos Douglas Wolters citó las alertas que la gente recibió en sus teléfonos y la amplia cobertura de los meteorólogos de la televisión antes del paso de la tormenta, lo que dio a los residentes una advertencia de 10 minutos.

"Todos con los que hablé dijeron que atendieron la advertencia y que se fueron directamente al sótano", dijo Wolters el martes por la noche.


💬Ver 0 comentarios