De izquierda a derecha, Carlos Romero Barceló, Iván Rodríguez, Ricardo Rosselló, Pedro Rosselló y Charlie Rodríguez. (Archivo / GFR Media) (horizontal-x3)
De izquierda a derecha, Carlos Romero Barceló, Iván Rodríguez, Ricardo Rosselló, Pedro Rosselló y Charlie Rodríguez. (Archivo / GFR Media)

Washington - La Comisión de Igualdad, creada por el gobernador Ricardo Rosselló para impulsar su meta de que Puerto Rico sea el estado 51 de EE.UU. en un plazo de cinco años, aplazó la reunión que iba  a tener esta semana en Washington, confirmó hoy la Administración de Asuntos Federales (PRFAA).

“La reunión de la Comisión de Igualdad fue pospuesta hasta nuevo aviso debido a que el calendario congresional sufrió cambios imprevistos tras el paso del huracán Irma”, indicó Pedro Cerame, portavoz de PRFAA.

Otras fuentes habían indicado que se quería evitar que las reuniones de la Comisión de Igualdad en el Congreso coincidieran con las de la coalición Frente por Puerto Rico, que promueve aquí el consenso sobre temas como el acceso a fondos de Medicaid, a la reforma contributiva federal y a favor de medidas de desarrollo económico.

Tras la creación del grupo – integrado por siete ‘cabilderos’ de la estadidad que tienen la encomienda de reclamar escaños en el Senado y la Cámara baja federal-, la Comisión se reunió en agosto en San Juan.

Su segunda reunión formal iba a ser en PRFAA e incluir reuniones en el Congreso.

Los miembros del grupo de cabildeo pro estadidad son los exgobernadores Pedro Rosselló, Luis Fortuño y Carlos Romero Barceló, la abogada republicana Zoraida Fonalledas, el general jubilado Félix Santoni, el ex presidente del Senado Charlie Rodríguez y el  miembro del Salón de la Fama del béisbol de las Grandes Ligas Iván Rodríguez.

La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, tiene pendiente aún presentar un nuevo proyecto de ley a favor de que el Congreso admita a Puerto Rico como estado 51 de Estados Unidos. 

González esperaba una audiencia este mes del Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja sobre el status.

Aunque el presidente del subcomité de Asuntos Insulares, el republicano Doug LaMalfa (California), el portavoz demócrata en el Comité de Recursos Naturales, Raúl Grijalva (Arizona), y la portavoz demócrata en el subcomité de Asuntos Insulares, Norma Torres (California), han indicado que la atención debe estar en la crisis fiscal, el presidente del Comité de Recursos Naturales, el republicano Rob Bishop (Utah), no ha anunciado un curso de acción.

En la agenda original aprobada a principios de año en el Comité de Recursos Naturales estaba atender en esta sesión el debate de status. Por ello se prevé que en algún momento de 2017 habrá una audiencia en esa comisión.

El tema, sin embargo, ha estado fuera de la agenda del Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado federal.

“Creo que nuestra agenda de otoño está muy ocupada. Dudo que haya legislación moviéndose este año”, dijo hace unos días a El Nuevo Día la senadora demócrata María Cantwell(Washington), portavoz de la minoría en el Comité de Energía y Recursos Naturales y quien recibió al gobernador Ricardo Rosselló días después del plebiscito de junio pasado.

En julio, la presidenta del Comité de Energía y Recurso Naturales del Senado, la republicana Lisa Murkowski (Alaska), dijo también a El Nuevo Día que no ha tenido en el calendario de trabajo revisar los resultados del más reciente plebiscito de status. “No tengo ningún plan en este momento”, señaló entonces la senadora Murkowski.

De todos modos, el senador demócrata Ron Wyden (Oregón) ha indicado que estudia la posibilidad de presentar un proyecto de ley en favor de la estadidad para Puerto Rico.

En medio de un boicot de la oposición y sin vincularse finalmente a una legislación federal de enero de 2014 que hubiese permitido al Secretario de Justicia de Estados Unidos validar las alternativas de status, el gobierno del Partido Nuevo Progresista (PNP) convocó en junio a un plebiscito entre la estadidad, la independencia y la continuación del status territorial.

Un total de 508,862 electores votaron a favor de la estadidad (97.1%), pero la tasa de participación alcanzó solo un 23%, el más bajo en la historia de los referendos sobre el futuro político de la Isla.


💬Ver 0 comentarios