En el 2015, miles de automóviles quedaron varados en una autopista por una tormenta invernal que azotó a Atlanta. (AP) (semisquare-x3)
En el 2015, miles de automóviles quedaron varados en una autopista por una tormenta invernal que azotó a Atlanta. (AP)

Atlanta — Cinco años después que automóviles, guaguas y autobuses escolares quedaron varados en las autopistas de Atlanta, una nueva tormenta invernal se acerca a la ciudad, en momentos en que miles de fanáticos comienzan a llegar para el Super Bowl LIII.

Un alerta de tormenta invernal entrará en vigor el martes a las 4:00 a.m. para Atlanta, una ciudad conocida por sufrir embotellamientos viales incluso bajo nevadas relativamente ligeras.

El lunes, el gobernador de Georgia, Brian Kemp, indicó que las oficinas estatales en más de 30 condados en el norte del estado estarán cerradas el martes, incluyendo las del área de Atlanta.

El Servicio Nacional de Meteorología proyecta que hasta una pulgada de nieve pudiera acumularse en Atlanta el martes, y hasta dos pulgadas en suburbios del norte. Los meteorólogos advirtieron sobre la posibilidad de calles y carreteras congeladas.

El Super Bowl del domingo se jugará en el Mercedes-Benz Stadium, un recinto techado ubicado en el centro de Atlanta. El techo será abierto si las condiciones del clima lo permiten, indicaron funcionarios.

Hay 40% de probabilidades de aguaceros el domingo, pero se espera que las temperaturas alcancen los 58 grados Fahrenheit, ligeramente por encima de promedio en Atlanta para los días 3 de febrero, de acuerdo con los registros climatológicos.

Pero los meteorólogos subrayaron que la amenaza inmediata es el martes, cuando las condiciones pudieran hacer peligroso viajar por vía terrestre. Los meteorólogos dijeron desconocer la extensión de las nevadas.

"Persiste cierta incertidumbre sobre la cantidad de acumulaciones de nieve y cuán al sur y al este pudieran extenderse”, advirtió el servicio el lunes.


💬Ver 0 comentarios