La imagen muestra tiendas de campaña en una calle en Los Ángeles. (AP) (semisquare-x3)
La imagen muestra tiendas de campaña en una calle en Los Ángeles. (AP)

Los Ángeles- El número de desamparados en el condado de Los Ángeles, California, con casi 59,000 personas viviendo en la actualidad en la calle, aumentó en un 12% con respecto al año pasado por la escasez de vivienda asequible, según datos de una encuesta publicados este martes.

La encuestaConteo de desamparados del gran área de Los Ángeles 2019 contabilizó 58,936 desamparados en comparación con los 52,765 que había el año pasado.

Casi las tres cuartas partes de los 58,936 desamparados registrados ahora, viven en automóviles, tiendas de campaña, refugios improvisados o en las calles a la intemperie.

De este número de personas contabilizadas, tan sólo 14,722 podían encontrar refugio en una noche, anotó la encuesta.

Pero el problema de la falta de vivienda golpeó todavía más a la ciudad de Los Ángeles, pues en este sector del Condado de igual nombre el incremento llegó al 16% con respecto al 2018.

“Tenemos la mayor población de personas sin techo en la nación y uno de los mayores conteos de personas sin hogar en todo Estados Unidos. Solo Nueva York tiene más personas sin hogar en cualquier noche”, advirtió en un comunicado el director ejecutivo de la Autoridad de Servicios para Personas sin Hogar de Los Ángeles, Peter Lynn.

Lynn achacó parte del aumento a los altos costos de renta en el Condado.

El funcionario explicó que un empleado con salario mínimo tendría que trabajar 79 horas a la semana, a razón de $13.25 por hora, para pagar el alquiler en un apartamento promedio de una habitación.

Asimismo, uno de los mayores aumentos se registró en las mujeres desamparadas, con un 13%, y en las personas transgénero, con un 14%.

Por otro lado, el número de desamparados con VIH creció “dramáticamente” en un 77%. De acuerdo con la encuesta, al menos hay 1,309 personas desamparadas con esta enfermedad.

La Junta de Supervisores de Los Ángeles aprobó hace unas semanas una partida de 460 millones de dólares para compensar el alza de los precios en las rentas de viviendas, dar capacitación laboral y como ayuda para conseguir empleo a los desamparados.

El único sector de éstos que no registró ningún aumento fue el de los veteranos. Incluso el número descendió en un 14% entre aquellos exmilitares que vivían en las calles y tenían una enfermedad crónica.


💬Ver 0 comentarios