(semisquare-x3)
Austin Seawright, derecha, acomoda sacos de arena. (AP)

Honolulu — Las autoridades federales dijeron el sábado que las lluvias torrenciales son ahora la mayor amenaza para Hawaii después de que Lane perdió fuerza y se transformó de huracán en tormenta tropical, y exhortaron a la gente a seguir tomando en serio al meteoro.

"El mensaje de hoy a los ciudadanos de Hawai ies ‘no bajemos la guardia’", dijo Brock Long, administrador de la Agencia Federal para Manejo de Emergencias, durante una sesión informativa telefónica en Washington.

"Las tormentas tropicales pueden ser muy peligrosas y Hawaii no está libre de la tormenta tropical Lane en este momento", dijo.

Se han pronosticado varios días más de lluvia, agregó Long. Dijo que los mayores efectos hasta ahora han sido en el transporte, debido a los aludes de tierra y otros daños a la infraestructura, sobre todo en el condado Hawaii, en Isla Grande.

"El evento de la lluvia no ha terminado", dijo Long. "Las lluvias torrenciales serán la mayor amenaza que veremos en las próximas 48 horas", añadió.


💬Ver 0 comentarios