Manifestantes durante una marcha frente al Capitolio de Alabama para protestar contra una ley del aborto aprobada la semana pasada, que penaliza la interrupción del embarazo en casi todos los casos, el domingo 19 de mayo. (AP) (semisquare-x3)
Manifestantes durante una marcha frente al Capitolio de Alabama para protestar contra una ley del aborto aprobada la semana pasada, que penaliza la interrupción del embarazo en casi todos los casos, el domingo, 19 de mayo. (AP)

Montgomery, Alabama— Los médicos podrían ir a prisión si no atienden a bebés “nacidos vivos” de un intento de aborto bajo una nueva propuesta de ley aprobada por la Cámara de Representantes de Alabama.

La medida inspirada en una ley de Texas fue aprobada la noche del martes luego de más de una hora de acalorado debate y una semana después de que la gobernadora Kay Ivey aprobó una ley que prohíbe interrumpir el embarazo en casi cualquier circunstancia.

El proyecto de ley del martes, que ahora irá para su aprobación al Senado de Alabama, pasó con 66 votos a favor y 18 en contra.

La propuesta de la representante republicana Ginny Shaver, de Leesburg, estipula que los médicos podrán pasar 20 años en prisión si no logran ofrecer atención razonable para salvar a un “infante que nació vivo luego de un aborto o un intento de aborto”.

“No entendería porqué cualquiera con conciencia se opondría a ofrecer ayuda a un infante que nació vivo”, dijo Shaver.

Shaver agregó que la propuesta de ley lleva el nombre de una mujer que sobrevivió un intento de aborto en fase adelantada en California.

Alabama no permite abortos en o después de 22 semanas de gestación a partir del último periodo menstrual de la mujer.

Los demócratas lo calificaron como un intento de satanizar esta práctica, y argumentan que no hay registro de dichos casos en Alabama.

Shaver no pudo proporcionar estadísticas de sobrevivientes de aborto en Alabama. Sin embargo, dijo que cree que podría suceder y que ha sucedido en el estado.


💬Ver 0 comentarios