Una turista china frente a una escultura en San Diego el 18 de septiembre del 2015. (AP) (semisquare-x3)
Una turista china frente a una escultura en San Diego el 18 de septiembre del 2015. (AP)

Después de más de una década de rápido crecimiento, los viajes de los chinos a Estados Unidos están disminuyendo, lo que afecta a ciudades, centros comerciales y diversas atracciones turísticas, que hacen esfuerzos por invertir la tendencia.

Los viajes de chinos a Estados Unidos cayeron un 5.7% en 2018, a 2.9 millones de visitantes, según la Oficina Nacional de Viajes y Turismo, que recopila datos de los formularios que manejan las aduanas de Estados Unidos.

Es la primera vez desde 2003 que el número de viajeros chinos al país disminuye con respecto al año anterior.

Una de las razones es el conflicto comercial entre China y Estados Unidos.

El gobierno estadounidense impuso por primera vez aranceles sobre todo tipo de productos chinos, desde lavadoras hasta paneles solares, en enero de 2018 y a partir de allí la guerra comercial se ha ido agravando.

Estados Unidos aplica actualmente aranceles del 25% sobre productos chinos por valor de $200,000 millones. Por su parte, China ha respondido con sus propios gravámenes sobre productos norteamericanos valorados en $60,000 millones.

El año pasado, China emitió una advertencia a sus ciudadanos sobre viajar a Estados Unidos debido al alto número de tiroteos y robos y a lo caro de la atención médica en el país norteamericano. Estados Unidos respondió emitiendo su propia advertencia de viajes a China.

Wang Haixia, quien trabajaba para una empresa de comercio internacional en Beijing, viajó a Estados Unidos en mayo para la graduación de su hermana. Ella y su familia pensaban pasar 10 días en Illinois y Nueva York.

Wang dice que podría haberse quedado más tiempo, pero que no quiere contribuir a la economía estadounidense en medio de la guerra comercial.

“No puedo cancelar el viaje porque le prometí a mi hermana que iría a su graduación”, expresó la joven. “Mis familiares gastarán más de 100,000 yuanes en Estados Unidos al quedarse 10 días y eso es suficiente”.

La disminución tiene otras razones también.

Debido a la incertidumbre económica en China, la gente de bajos ingresos prefiere pasar sus vacaciones en países más cercanos, dice Wolfgang Georg Arlt, director del Instituto de Investigaciones del Turismo en China, según el cual el 56% de los chinos que viajaron al exterior en los tres últimos meses de 2018 fueron a Hong Kong, Macao o Taiwán comparado con 50% en 2017.

Los chinos que viajan a lugares más lejanos lo hacen a destinos más exóticos como Croacia, Marruecos y Nepal.

Los viajes de chinos a Estados Unidos ya se estaban nivelando a comienzos de esta década. En el 2000, 249,000 chinos viajaron a Estados Unidos. Ello se triplicó en 2010 a 802,000 y se volvió a triplicar en 2015, debido en parte a ingresos más altos, mejores vuelos y menos restricciones de visas, según McKinsey.

Estados Unidos recibió a más de 3 millones de visitantes chinos en 2016 y 2017, pero la cifra de año en año subió apenas 4% en 2017, el aumento más pequeño en más de una década.


💬Ver 0 comentarios