(horizontal-x3)
Cinco cruces representan a las cinco víctimas del tiroteo en Capital Gazette el 28 de junio de 2018. (AP)

Washington - La Casa Blanca anunció hoy que tanto sus banderas como las de todos los edificios oficiales de Washington ondearan a media asta en honor a las cinco personas fallecidas por el tiroteo del pasado jueves en el diario Capital Gazette.

"Nuestra nación comparte la pena de aquellos afectados por el tiroteo en el periódico Capital Gazette, en Annapolis (Maryland). Los estadounidenses de todo el país están unidos al pedirle a Dios que acompañe a las víctimas y que asista y conforte a sus familiares y amigos", señaló el presidente Donald Trump en un comunicado.

El homenaje, que también será llevado a cabo en todas las delegaciones diplomáticas de la nación repartidas por el mundo, podía apreciarse ya a primera hora de este martes y concluirá al ponerse el sol.

La decisión del presidente, que llega cinco días después de que tuviera lugar la matanza, ha generado cierta controversia por su tardanza, si bien la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, aseguró hoy que el mandatario tomó la decisión tan pronto le fue solicitado.

"Anoche, en cuanto el presidente supo de la petición por parte del alcalde (de Annapolis) ordenó que las banderas fueran bajadas", dijo Huckabee Sanders en una entrevista matinal con el canal CNN.

Sin embargo, esta versión contradice lo dicho por el propio alcalde la localidad, Gavin Buckley, quien anteriormente había declarado que la Casa Blanca había rechazado inicialmente su petición.

"Obviamente, estoy decepcionado. ¿Es que hay un criterio para las tragedias? Esto ha sido un ataque a la prensa, un ataque a la libertad de expresión. Y es tan importante como cualquier otra tragedia", dijo Buckley al diario The Washington Post.

Después de que el pasado jueves Jarrod Ramos disparara contra cuatro periodistas y una comercial de este diario local, en un acto de aparente venganza, numerosas miradas se volvieron hacía Trump para analizar su reacción dada su tensa relación con los medios de comunicación, a los que acusa de propagar noticias falsas.

En un principio, el presidente apenas publicó un mensaje genérico en su cuenta de Twitter, en el que lamentaba las muertes y pedía que se orase por los fallecidos, pero el viernes, durante un acto en la Casa Blanca, Trump se mostró más contundente al respecto.

"Los periodistas, como cualquier otro estadounidense, deberían poder hacer su trabajo libremente sin miedo a un ataque violento", defendió el mandatario.


💬Ver 0 comentarios