Sanders se encontraba en un evento político cuando sufrió el incidente. (EFE)

Burlington, Vermont  — El aspirante a la nominación presidencial demócrata Bernie Sanders expresó hoy, martes, que fue “tonto” por no prestarles atención a los síntomas que estaba experimentando antes de sufrir un ataque cardiaco la semana pasada.

El senador de 78 años hizo los comentarios afuera de su casa en Vermont mientras se dirigía a una cita con un cardiólogo acompañado por su esposa, Jane O'Meara Sanders.

Sanders regresó a Vermont el sábado a descansar tras pasar tres días en un hospital de Las Vegas. Los médicos insertaron dos stents para abrir una arteria coronaria obstruida. Algunos expertos han dicho que Sanders no debe tener problemas para reanudar su campaña.

Sanders dijo que en los últimos dos meses estaba más fatigado que lo usual y que debió “prestar atención a esos síntomas”.


💬Ver 0 comentarios